DIALOGOS EX-TESTIGOS DE JEHOVA
Bienvenido de vuelta, esperamos que aproveches al máximo nuestros temas.
LA LEY DE DAR Y RECIBIR

Vie Jul 08, 2016 7:56 pm por Kati B.

El dar y recibir es una ley universal, no es una opción de vida.    Desde que nacemos estamos sujetos a ésta pues de no ser asi no subsistiríamos, fuimos hechos para recibir.
        Cuando un bebé nace inmediatamente deberá comenzar a recibir alimento, atención y cuidado pues de otra forma morirá, sin embargo al proveérsele estas cosas sin ayudarle a ver  cómo recibir …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

EL DAR Y RECIBIR.....PRIMER MENSAJE

Vie Jul 08, 2016 12:25 am por Kati B.

La Biblia, como libro escrito por hombres de gran discernimiento y sabiduría provenientes de una relación estrecha con nuestro Creador, nos muestra verdades universales que consideradas con cuidado, nos ayudan a comprender las fuerzas que rigen nuestra existencia y la de las diversas formas de vida que comparten nuestro planeta, asi como la manera de armonizar con ellas para nuestra felicidad …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 2

LA CONSTANTE BUSQUEDA DEL CONOCIMIENTO DEL CREADOR.

Dom Jul 03, 2016 11:53 am por Kati B.

Este nuevo Foro lleva la finalidad de recibir y compartir la sabiduria encerrada en los libros de la Biblia y que como tesoros escondidos esperan ser revelados a cada uno de nosotros para nuestro adelanto en la busqueda del sentido de nuestra vida dentro del plan de Dios para su creación humana.
        Les invitamos de todo corazón a compartir sus pensamientos y sentimientos que serán de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Los posteadores más activos de la semana


¿TIENE BASE BIBLICA LO QUE DICEN LOS TESTIGOS QUE EN SUS FILAS HAY UN GRUPO DE UNGIDOS?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿TIENE BASE BIBLICA LO QUE DICEN LOS TESTIGOS QUE EN SUS FILAS HAY UN GRUPO DE UNGIDOS?

Mensaje por Frutos Aguado Gonzalez el Mar Mayo 27, 2014 2:53 am

¿TIENE APOYO BIBLICO LO QUE DICEN LOS TESTIGOS QUE EN SUS FILAS HAY  UN GRUPO DE UNGIDOS?

Para muchas personas sinceras, es difícil pensar en La Biblia hay EPOCAS O PERIODOS DE TIEMPO, debidamente diferenciados.
La  Biblia, por supuesto tiene la base para conocer a Dios, desde Su principio a su final. Las dificultades llegan al no percibir, también es un libro de historia. La historia marca, DIFERENTES  EPOCAS.
Se han ido formando grupos que llamándose cristianos, de una forma u otra, demandan su legitimidad como sucesores de los Apóstoles.
Uno de estos grupos son LOS TESTIGOS DE JEHOVA.
Intentan legitimar su presencia en el mundo, haciéndose pronosticadores de sucesos, pero sobre todo, queriendo hacer ver a sus seguidores tienen un NOMBRE que Dios les ha dado. (En próximo articulo examinaremos, NADIE los ha nombrado TESTIGOS DE JEHOVA).
Además de estos dos medios utilizados para, hacer valer su posición. Hay un tercer medio para intentar legalizar su superioridad. Para justificar su existencia. Su Organización:  Los llaman LOS UNGIDOS.
Me he permitido, traer un comentario, de una persona que por muchos años. Prácticamente toda su vida, se sintió ERA UNO DE ESOS UNGIDOS  que los Testigos dicen tener en sus filas. Pasó por todos los puestos que se pueden tener en los Testigos. Llegando incluso a ser miembro de lo que se conoce como EL CUERPO GOBERNANTE. Os dejo con su interesante lectura:  



DOS CLASES DE CRISTIANOS
Un cuerpo hay, y un espíritu, así como ustedes fueron llamados en la sola esperanza a la cual fueron llamados; un Señor, una fe, un bautismo; un Dios y Padre de todos, que es sobre todos y por todos y en todos.
- Efesios 4:4-6
La argumentación se emplea de manera inusitada para privar a las personas entre los Testigos de Jehová de la relación con Dios que correctamente deberían mantener. Esto se hace mediante la enseñanza de un arreglo de dos clases de cristianos, una clase definitivamente más privilegiada en su relación con Dios que la otra. La enseñanza sirve en última instancia para apoyar la estructura de autoridad que existe dentro de la organización, y para crear un sentido de deber de sumisión de parte de los miembros. ¿Cuál es la esencia de esta enseñanza, y cuáles son las formas de argumentación utilizadas para apoyarla?
Entre las promesas preciosas que se efectúan en las Escrituras para que sean compartidas por todos los que se vuelven a Dios en arrepentimiento y que ejercen fe en el sacrificio de su Hijo, están éstas:
Se les libera de la esclavitud del pecado y la muerte, se les justifica o declara justos a los ojos de Dios, sus pecados son completamente perdonados por el poder expiatorio del sacrificio de Cristo. Él actúa como su Mediador y los lleva a una relación de pacto con su Padre, y ellos son reconciliados completamente con Dios y se convierten en parte de su familia, hijos de Dios, que reciben la posición de hijos y la relación íntima con Dios que esto implica. La vida eterna es suya, y sólo la perderían si perdiesen su fe, pues el Hijo de Dios declara:
Muy verdaderamente les digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna, y no entra en juicio, sino que ha pasado de la muerte a la vida.[24]
Éstas son de hecho, promesas grandiosas, y representan una relación maravillosa con Dios y su Hijo. De acuerdo con las enseñanzas actuales de la Sociedad Watch Tower, esas promesas y esa relación privilegiada son la porción de sólo unas 8.800 personas sobre la tierra -”el resto ungido” de los 144.000 escogidos. No aplican a los otros más de cuatro millones de personas entre los Testigos de Jehová.[25] Muchos de los Testigos de Jehová en realidad no están conscientes de este hecho, ni se dan cuenta del extremo al que llegan las enseñanzas oficiales de la organización en este área. Algunos se sienten francamente perturbados cuando afrontan el hecho que—aunque han escuchado ellos mismos el mensaje de las buenas nuevas de Dios, han creído en ellas, se han arrepentido, y han puesto fe en el sacrificio a través de su Hijo—Cristo Jesús no es su Mediador, que no son declarados justos, y que no pueden llegar a serlo sino hasta el final del “reinado de mil años de Cristo”, por lo que sus pecados en realidad no son perdonados, sino que se mantienen en suspensión, que ellos no son hijos de Dios sino solo “hijos en perspectiva”, que no se convierten en verdaderos hijos de Dios hasta después del “período de juicio de mil años” y de la prueba final que se dice que lo seguirá. Más aun, se les dice (con tacto, por supuesto) que las Escrituras Griegas Cristianas, o Nuevo Testamento, fueron escritas para los “ungidos” y que no les aplica a estos otros cuatro millones de personas excepto “por extensión”. Esto es debido a que ellos no forman parte de los más o menos 8.800 “ungidos”, que van a reinar con Cristo en el cielo y que son los únicos que participan del pan y del vino en la cena del Señor. Estas enseñanzas no se han aceptado completamente sin haber sido cuestionadas. Debido a las preguntas sobre la base bíblica de esta relación de dos niveles de los “ungidos” y de las “otras ovejas”, la organización ha preparado una serie de artículos diseñados para fortalecer la creencia en los puntos más débiles de la enseñanza. De nuevo, la argumentación empleada merece atención.
LAS OTRAS OVEJAS
La designación de las “otras ovejas” que se encuentra en Juan 10:16 forma parte de la cuestión. Las palabras de Jesús son:
Y tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor.
La enseñanza de la Sociedad Watch Tower es que mediante esta expresión “otras ovejas” Jesús se refirió a aquéllos que no son parte de los 144.000 “ungidos”, a una clase con un destino terrenal.
Una vez que estuve hablando con un miembro respetable del Comité de Sucursal de un importante país europeo, surgió este texto en la conversación. Ante la mera referencia al mismo, y sin ningún comentario de mi parte, o sin que hubiese habido discusión previa sobre esto, él dijo inmediatamente: “Obviamente, esto aplica a los gentiles”.
En una sesión del Cuerpo Gobernante surgió este tema para discusión, y mencioné que yo había escuchado a varias personas expresarse en la línea del comentario antes citado. Después de alguna discusión, la decisión final fue la de mantener la posición tradicional. Ted Jaracz dio un notable ejemplo de razonamiento circular cuando preguntó: “¿Dónde aparecería la clase terrestre en la parábola, si esta expresión no le aplicase a ella?”[26] Antes de que se iniciase la votación, Leo Greenlees dijo: “¿No deberíamos al menos conceder la posibilidad de que este texto les aplique a los gentiles?”. Pero esa concesión no se hizo.
Sin embargo, la parábola claramente describe en primer lugar el ministerio de Jesús al pueblo judío, los del “rebaño de Israel”, a quienes él vino y de entre quienes escogió a los que demostraron ser “sus ovejas”, aquellos que conocían su voz y la seguían. Debido a que él escogió en primer lugar a sus ovejas de entre los judíos, ¿quiénes serían lógicamente las “otras ovejas”, sino aquellos de entre los gentiles que escucharon su voz, expresada a través de los apóstoles y discípulos?[27]
La Atalaya del 15 de julio de 1980 (pág. 14) trató de dispersar las dudas sobre esta enseñanza tradicional, que estaba en vigor desde 1921. Note la manera como introduce la visión opuesta de que este texto se refiere a los gentiles, como aquéllos que se unirían al redil de los cristianos judíos, y que junto con ellos formarían “un solo rebaño”:
6 Las iglesias de la cristiandad alegan que el “redil” del que habló Jesús allí había de contener sólo cristianos judíos, mientras que las “otras ovejas” son los que llegan a ser cristianos de entre los no judíos o gentiles; y que tanto los judíos creyentes como los gentiles creyentes llegan a ser un “solo rebaño” bajo el “un solo pastor” en el único redil espiritual. Pero esa enseñanza no concuerda con otros textos bíblicos que tienen que ver con el asunto.
Se realiza de manera inmediata una “maniobra de despiste” al atribuir este entendimiento del texto de Juan 10:16, a las “iglesias de la cristiandad”, como si éstas fueran la fuente original de la idea de que el término “otras ovejas” del texto se refiere a los gentiles. Esto tiene un efecto muy predecible en la mente del lector Testigo, uno que estimula el sesgo del “provincialismo”. Puesto que a la cristiandad se la considera como una parte principal de “Babilonia la Grande”, es decir una abominación, se degrada el punto de vista desde el mismo principio por tal prejuicio.[28]
El pensamiento lógico debería evidenciar que es razonar equivocadamente el alegar que, simplemente porque tales iglesias crean algo, eso mismo debería considerarse sospechoso, incluso automáticamente erróneo. La cristiandad, ciertamente la mayor parte de ella, enseña igualmente que Cristo es el salvador de la humanidad, que murió por ella; la mayoría de las iglesias de la cristiandad enseñan que la palabra de Dios se encuentra en la Biblia, que provee guía divina para la humanidad, y que señala el camino para la vida eterna. El hecho de que estas enseñanzas las profesen iglesias de la cristiandad ¿las hace erróneas o sospechosas? La organización Watch Tower jamás ha dudado en citar de diccionarios bíblicos, comentarios bíblicos, léxicos y obras similares producidas por eruditos de la cristiandad, cuando sus afirmaciones pueden utilizarse para apoyar las enseñanzas de la organización.[29]Sólo cuando estas afirmaciones van contra el dogma de la Sociedad Watch Tower aparece el tipo de apelación inconsistente al razonamiento sesgado que se ejemplifica en este artículo. La senda de la honestidad implica reconocer que un argumento se sostiene o cae por mérito propio, con independencia de su fuente.
De igual forma, enseguida se hace el intento de colocar al lector “ante un falso dilema”, cuando se dice que “esa enseñanza no concuerda con otros textos bíblicos que tienen que ver con el asunto”. Pero esta afirmación es una mera aserción sin fundamento. Asumamos en aras de la discusión que son correctas todas las demás enseñanzas de la organización sobre la literalidad del número 144.000, sobre el que los que no forman parte de ese número tienen esperanza de vida en un paraíso terrestre, sobre el que las ovejas de la parábola de las ovejas y las cabras están relacionadas con los que vivirán en el paraíso en la tierra—asumamos que todo es correcto. En cualquier caso, ¿cómo argumenta todo esto en contra de que Jesús se hubiera referido a los gentiles en el texto en discusión de Juan 10:16? Sencillamente no lo hace.
¿No es cierto que los gentiles que se convirtieron, de hecho, se unieron con los cristianos judíos como un solo rebaño bajo un solo Pastor? El que la enseñanza de la organización sobre una clase terrenal sea verdadera o no, no cambia este hecho en lo más mínimo, ¿verdad? Teniendo en cuenta que fue un hecho el que los gentiles “escucharon la voz de Jesús”, y se unieron al rebaño de cristianos judíos, ¿qué impide que la ilustración de Jesús se aplique de esta forma? ¿Qué razón existe para intentar forzar una “confrontación” entre este entendimiento bíblico y las enseñanzas de la organización sobre una clase y un paraíso terrestres, cuando no es necesaria tal oposición o confrontación? Si el argumento fuese sólido y se basara en evidencia bíblica, no existiría la necesidad de que el escritor del artículo acudiese a la utilización de un falso dilema. La argumentación de La Atalaya no es honesta ni está basada en hechos.
El párrafo siguiente sugiere al lector lo que Juan “bien pudo haber recordado” cuando escribió las palabras de Jesús. Habiéndose referido a la parábola de las ovejas y las cabras en Mateo 25, pasa a decir:
El apóstol Juan estaba familiarizado con aquella parábola, porque él y su hermano Santiago y también Pedro y Andrés fueron los que promovieron la profecía de Jesús al haberle interrogado privadamente acerca de la “señal,” y Juan oyó aquella profecía en su totalidad. (Mar. 13:3, 4) Por eso, cuando él registró las palabras de Jesús acerca de las “otras ovejas” bien pudo haber recordado la parábola de las ovejas y las cabras dada por Jesús. Él era el apóstol de edad avanzada a quien se dio la Revelación que expuso el hecho de que las 12 tribus del Israel espiritual contendrían solo 144.000 miembros. Por eso él sabía que el “aprisco” que contenía al “rebaño pequeño” encerraría solo a una cantidad limitada de todos los que se salvarían.[30]
Esta incursión del escritor del artículo en el campo de la lectura de la mente, no prueba nada; tampoco tiene sentido, puesto que las palabras en Juan 10:16 no se originaron en el pensamiento de Juan sino en el de Jesús. La afirmación también da por sentado que Juan entendía el tema de los 144.000 de Revelación tal como lo entiende la organización Watch Tower. Nuevamente el escritor argumenta utilizando el razonamiento circular.
Tal vez el aspecto más interesante de estos artículos es la ilustración diseñada para plasmar en forma gráfica la interpretación que la Sociedad Watch Tower hace del texto, como se muestra en la figura adjunta.


Aunque debe admitirse que sólo es el boceto de un artista, el concepto que transmite la escena, diseñado para armonizar con la enseñanza de la organización, es casi increíble. Se ilustra a un pastor israelita con siete ovejas (contadas) protegidas en un redil, y otras cincuenta (contadas) dejadas afuera, sin la protección del redil. ¿Qué pastor en cualquier tiempo de la historia, de cualquier raza, de cualquier país del mundo, tendría esa clase de arreglo para sus ovejas? ¿Qué pastor conseguiría grandes cantidades de “otras ovejas”, y las dejaría desperdigadas, apartadas de su rebaño, vagando fuera del redil? Aun si fuese el caso que existieran dos razas de diferente calidad o tipo de lana, el pastor todavía proveería por lo menos un redil para la segunda raza. Pero ¿existen en realidad dos “razas” de cristianos en algún sentido, de modo que merezcan el tratamiento desigual que se ilustra en la figura de La Atalaya?
Es de destacar que el artista escogió una proporción de siete ovejas afuera por cada una que se encuentra dentro. Si la proporción se basara en los más de cuatro millones de Testigos que supuestamente conforman la clase de “otras ovejas”, comparado con los 144.000 del denominado “rebaño pequeño”, la proporción sería cercana a 28 a 1. Esto significaría que si se ilustran 7 ovejas dentro del redil, deberían existir 196 fuera, lo que haría la escena aun más increíble.
En el Pentecostés del primer siglo se bautizaron 3.000 personas. Más tarde el registro habla de “cinco mil hombres” entre los que aceptaron las buenas nuevas.[31] En los años que siguieron, no sólo hubo un crecimiento adicional en Jerusalén, sino que se desarrollaron congregaciones de creyentes a través del mundo entonces conocido, y la evidencia histórica indica que los que abrazaron las buenas nuevas llegaron a ser muchas decenas, incluso centenas de miles.[32] Aun si asumiéramos que la gran mayoría de ellos no permanecieron fieles, sería difícil creer que por lo menos no hubiera habido miles que sí lo hubieran sido. Desde que La Atalaya empezó a publicarse en 1879, más decenas de miles han profesado ser seguidores ungidos de Cristo, y La Atalaya admite ciertamente que muchos de ellos se probaron fieles. Para ilustrar el asunto, si aceptáramos una cifra muy conservadora de 10.000 personas durante el primer siglo que se mantuvieron fieles hasta la muerte, y otros 10.000 desde 1879 en adelante, significaría que (de acuerdo con la doctrina de la Sociedad Watch Tower) faltarían 124.000 para ser aprobados como herederos celestiales, durante el transcurso de ese período. Considere lo que esto significaría. Significaría que durante el período transcurrido, 1.779 años, antes de que La Atalaya surja en escena, Jesucristo, quien estaba dirigiendo a sus seguidores, de acuerdo con sus palabras en Mateo 28:20, solo vio convertirse en sus seguidores fieles y aprobados una media de 70 personas por año—en todo el mundo![33] Con seguridad, es difícil de creer que estos resultados tan pobres fueran el resultado de la dirección de Jesús sobre sus discípulos, y este razonamiento deprecia el poder de las buenas nuevas y el poder del Espíritu santo de Dios.
A pesar de todo la argumentación intrincada, parece evidente que un cristiano verdadero es un cristiano verdadero. Las mismas Escrituras inspiradas claramente no conocen y no presentan una clase diferente. Todos los que escuchan la voz del buen pastor son llamados a demostrar la misma clase de fe y amor, los mismos frutos del espíritu de Dios, disfrutando de la misma relación con Él en calidad de hijos. Las dos clases de “ovejas” cristianas diferenciadas, son producto de la invención humana.
Dentro de la misma Biblia, encontramos un pasaje que de manera sobresaliente hace un paralelo de Juan 10:16, a saber lo que el apóstol Pablo escribió en Efesios 2:11-18. Allí, en lugar de a dos grupos de ovejas, el apóstol se refiere a dos pueblos, judíos y gentiles, y dice, de acuerdo con la Traducción del Nuevo Mundo:
Por lo tanto, sigan recordando que en otro tiempo ustedes eran gente de las naciones en cuanto a la carne; “incircuncisión” eran llamados por lo que se llama “circuncisión”, hecha en la carne con las manos… que estaban en aquel mismo tiempo sin Cristo, alejados del estado de Israel y extraños a los pactos de la promesa, y no tenían esperanza, y estaban sin Dios en el mundo. Pero ahora, en unión con Cristo Jesús, ustedes los que en un tiempo estaban lejos han llegado a estar cerca por la sangre del Cristo. Porque él es nuestra paz, el que hizo de los dos grupos uno solo y destruyó el muro de en medio que los separaba. Por medio de su carne abolió la enemistad, la Ley de mandamientos que consistía en decretos, para crear de los dos pueblos en unión consigo mismo un solo hombre nuevo, y hacer la paz; y para reconciliar plenamente con Dios a ambos pueblos en un solo cuerpo mediante el madero de tormento, porque había matado la enemistad por medio de sí mismo. Y vino y les declaró las buenas nuevas de paz a ustedes, los que estaban lejos, y paz a los que estaban cerca, porque mediante él nosotros, ambos pueblos, tenemos el acceso al Padre por un solo espíritu.
Todos los elementos que se encuentran en Juan 10:16, se pueden ver aquí también. Aunque utiliza una analogía diferente a la de las ovejas, el pasaje bíblico dice lo mismo, presenta la misma escena. Muestra que, además de los creyentes (ovejas) judíos, los creyentes (ovejas) gentiles escucharon las buenas nuevas (la voz del pastor, Jesucristo), y a través de Cristo los dos pueblos llegaron a ser un cuerpo (o un rebaño), bajo él como su cabeza (su un solo pastor).
Por lo tanto, decir que el entendimiento de las “otras ovejas” en Juan 10:16, como relacionado con los creyentes gentiles, “no concuerda con otros textos bíblicos que tienen que ver con el asunto”, es exactamente contradictorio con los hechos. Ese entendimiento está en armonía, no sólo con la afirmación citada de Pablo, sino con el resto de las Escrituras. Desde el tiempo que Dios hizo la promesa a Abraham en adelante, las Escrituras señalaron y profetizaron continuamente el tiempo en que Dios reuniría gentes de todas las naciones en un solo pueblo, su pueblo bajo su Mesías.[34] Vista desde esta perspectiva, la afirmación de Jesús es fácil de entender, sin la necesidad de utilizar argumentos intrincados y complicados para explicarla. A la vista de todas las profecías que señalaron este hecho, en lugar de ser algo que “no concuerda con otros textos bíblicos que tienen que ver con el asunto”, hubiese sido sumamente extraño que Jesús no hubiese dado una parábola para ilustrar la unificación de los gentiles con los creyentes judíos.  Raymond Franz.

Con amor cristiano, Frutos

Frutos Aguado Gonzalez

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 16/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.