DIALOGOS EX-TESTIGOS DE JEHOVA
Bienvenido de vuelta, esperamos que aproveches al máximo nuestros temas.
LA LEY DE DAR Y RECIBIR

Vie Jul 08, 2016 7:56 pm por Kati B.

El dar y recibir es una ley universal, no es una opción de vida.    Desde que nacemos estamos sujetos a ésta pues de no ser asi no subsistiríamos, fuimos hechos para recibir.
        Cuando un bebé nace inmediatamente deberá comenzar a recibir alimento, atención y cuidado pues de otra forma morirá, sin embargo al proveérsele estas cosas sin ayudarle a ver  cómo recibir …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

EL DAR Y RECIBIR.....PRIMER MENSAJE

Vie Jul 08, 2016 12:25 am por Kati B.

La Biblia, como libro escrito por hombres de gran discernimiento y sabiduría provenientes de una relación estrecha con nuestro Creador, nos muestra verdades universales que consideradas con cuidado, nos ayudan a comprender las fuerzas que rigen nuestra existencia y la de las diversas formas de vida que comparten nuestro planeta, asi como la manera de armonizar con ellas para nuestra felicidad …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 2

LA CONSTANTE BUSQUEDA DEL CONOCIMIENTO DEL CREADOR.

Dom Jul 03, 2016 11:53 am por Kati B.

Este nuevo Foro lleva la finalidad de recibir y compartir la sabiduria encerrada en los libros de la Biblia y que como tesoros escondidos esperan ser revelados a cada uno de nosotros para nuestro adelanto en la busqueda del sentido de nuestra vida dentro del plan de Dios para su creación humana.
        Les invitamos de todo corazón a compartir sus pensamientos y sentimientos que serán de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Los posteadores más activos de la semana


Erre que erre.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Erre que erre.

Mensaje por willy2 el Dom Jun 29, 2014 5:11 am

DEJEMOS QUE EL GRAN MAESTRO ESPIRITUAL JM, NOS ILUSTRE:

Venga gran Maestro,te espero ansioso,que contestes a las preguntas que surgen,tras tu magnífica interpretación del capítulo 12:
Citas que en el versículo 1 y 2 se describe el nacimiento del Reino.
Por favor,queridos lectores,¿podéis comprobar,que se nos dice en los versículos 1 y 2?.
Es una mujer la que clama por dar a luz,pero no dices absolutamente nada,de la identidad de la misma.
Por favor,ilustranos,¿quien es ella?.
Luego,si callas descaradamente,pero a la vez afirmas que "el hijo de ella" es Jesús,sólo nos quedaría interpretar tres opciones:
1- La mujer sería María,su madre.
2-La mujer sería la organización de Yahveh.
3-La nación de Israel,como pueblo de procedencia.
Observando más adelante en tu escrito,me sorprendes diciendo que "la mujer" son los hermanos del Señor o la Iglesia en la tierra.
Señores lectores,vallamos a desenmascarar a este falso maestro:
Si el "hijo" de esta "mujer" es "Jesús",como tú mismo,te empeñas en afirmar ¿como puede ser que los hermanos de Cristo o Iglesia,pariesen a éste?¿A caso,no fue antes Jesús que sus discípulos o Iglesia?¿cómo pueden ellos parir a Cristo,si el caso sucedió al reves?.
Sólo una persona que no tiene la más mínima idea de las escrituras,podía aceptar semejante argumento,pues carece absolutamente de sentido.
No haces más que confundir a los lectores,pues en tu soberbia,pretendes hacernos creer,que lo sabes todo.La diferencia entre tú y yo, es que yo,no puedo interpretar el capítulo 12,porque asumo que se me escapa algo.Luego en este momento,soy incapaz de entenderlo.Como mi "ego" es inferior al tuyo,me callo y no hago el ridículo,afirmando cosas sin sentido,con tal de hacer creer al personal,que eres el Gran maestro y lo sabes todo.
Realmente,con tu falsa creencia del cielo antibiblica y en la que nunca,creyeron los discipulos de Cristo,pones en evidencia tu conocimiento de las escrituras.

willy2
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Respuesta.

Mensaje por Invitado el Dom Jun 29, 2014 11:46 am

Estimado Carlos:

Me gustaría agradecerte tus palabras pero no tengo motivo para ello.

Por respeto hacia ti cosa que no me siento igual en tu trato y por tu clara alusión el que te respondo a tus preguntas:

Los textos son:
LBLA
Apo 12:5 Y ella parió un hijo varón, el cual había de regir todas las gentes con vara de hierro: y su hijo fue arrebatado para Dios y a su trono.

(Compárese con Sl 2:6-9; 110:1, 2.).

“Juan recibió esta visión mucho después del nacimiento humano de Jesús y de su unción como el Mesías de Dios. Como obviamente tiene que ver con la misma persona, ha de hacer referencia, no al nacimiento humano de Jesús, sino a otro acontecimiento, a saber, su acceso al poder del Reino. En consecuencia, lo que aquí se representó fue el nacimiento del Reino mesiánico de Dios.”

¿Quién es ella? (la identidad de la mujer). Apo 12:1.

La respuesta que planteas es una de estas tres que me insinúas:

1- La mujer sería María, su madre.
Quedando descartada esta por: “En Revelación 12:9 se indica que la “serpiente” es Satanás el Diablo, un espíritu. En consecuencia, la “mujer” de la profecía no podría ser una mujer humana, como María, la madre de Jesús.”

2- La mujer sería la organización de Yahveh.

3- La nación de Israel, como pueblo de procedencia.
“Jehová habló de la congregación o nación de Israel como su “mujer”, pues Él era su “dueño marital” en virtud del pacto de la Ley que existía entre ellos. En las profecías de restauración Dios habla a Israel en estos términos, a veces dirigiendo sus palabras a Jerusalén, la ciudad que gobernaba la nación. Los ‘hijos e hijas’ (Isa 43:5-7) de esta mujer eran los miembros de la nación de Israel. (Isa 54:1; 5 y 6; 11-13; Jer 3:14; 31: 31 y 32).”

En muchas ocasiones en el AT, se hace referencia a otras naciones o ciudades en femenino o como si se tratase de mujeres. Si bien está respuesta resulta insuficiente para explicar el capítulo 12 de la Revelación de Juan, (1): Se representa a la mujer de una manera peculiar: “una mujer vestida del sol, y la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.” Tiene más que ver con la visión de Apo 21:4 que con la de un pueblo literal o una ciudad física. Por otro lado la forma simbólica en el lenguaje empleado apoya esto (Apo 12:6; 13-17).


Siendo por lo tanto la respuesta correcta la número dos: La mujer sería la organización de Yahveh.

No sé porque motivo dices a continuación que te sorprendes porque te diga que "la mujer" son los hermanos del Señor o la Iglesia en la tierra. En Apo 12:13 nos dice que “Satanás persiguió a la mujer que había parido al hijo varón”, ¿dónde? “había sido arrojado a la tierra”.

Si no es el Israel judío, son los hermanos del Señor los que quedan en la tierra.

Pero es que el versículo 17, es muy esclarecedor: “se fue a hacer guerra contra los otros de la simiente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios, y tienen el testimonio de Jesucristo.”

Dices: “Si el "hijo" de esta "mujer" es "Jesús"… ¿cómo puede ser que los hermanos de Cristo o Iglesia, pariesen a éste?

Te dije que contra la “mujer” (Apo 12: 6, 13-17). La iglesia presente en la tierra es la representación visible, contra lo cual actuar porque nada más queda.

Pero no te he dicho que la Iglesia pariese al Señor. Ni he dicho eso ni el texto dice eso:

Apo 12:17 Entonces el dragón fue airado contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra los otros de la simiente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios, y tienen el testimonio de Jesucristo.

En Apo 12:13, se nos dice que Satanás persiguió a la mujer y esta es la madre de Jesús (el hijo varón) y contra sus hermanos “los otros de la simiente de ella”. Apo. 12:17.

¿Entonces qué es o representa la mujer?

Te recuerdo que es la primera vez que Juan contempla a una mujer en el cielo. De la misma manera que Dios fue el esposo del Israel antiguo y todos somos hijos de esa promesa, Jesucristo es el esposo de la Iglesia. Jesús y sus hermanos son hijos de la mujer celestial. Ya que esa es la organización de Dios, el medio para restaurar todas las cosas para que se lleven a cabo las promesas sobre la tierra. (Génesis 3:15).

Jer 3:14 Convertíos, hijos rebeldes, dice Jehová, porque yo soy vuestro esposo: y os tomaré uno de una ciudad, y dos de una familia, y os introduciré en Sión;
Isa 54:5 Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre: y tu redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado.
Isa 66:7 Antes que estuviese de parto, parió; antes que le viniesen dolores parió hijo.
Isa 66:8 ¿Quién oyó cosa semejante? ¿Quién vio cosa tal? ¿Parirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sión estuvo de parto, parió sus hijos.
Rom 8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.
Gál 4:26 Mas la Jerusalén de arriba libre es; la cual es la madre de todos nosotros.

La palabra “esposa” y su uso en las Escrituras:

LBLA
Apo 19:7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque son venidas las bodas del Cordero, y su esposa se ha aparejado.
Apo 21:2 Y yo Juan vi la santa ciudad, Jerusalén nueva, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.
Apo 21:9 Y vino a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete postreras plagas, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la esposa, mujer del Cordero.

Compárese con Ef. 5:23-27; Mt 9:15; Mr. 2:20; Lu 5:34, 35.

La Iglesia es la esposa del Señor. La Nueva Jerusalén de la visión de Juan.

En otra ocasión:

Y una mujer como la simbólica Babilonia la Grande. (Rev. 17:1-6).

Lo que nos debería importar:

La “mujer” de Génesis 3:15. Cuando Dios sentenció a los padres de la humanidad, Adán y Eva, prometió que la “mujer” produciría una descendencia que magullaría la cabeza de la serpiente. (Gé 3:15.)

LBLA
Gén 3:15 Y enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

“Este era un “secreto sagrado” que Dios se proponía revelar a su debido tiempo. (Col 1:26.) Algunos factores que concurrieron en el anuncio de la promesa profética proporcionan indicios en cuanto a la identidad de la “mujer”. Puesto que su descendencia tendría que magullar la cabeza de la serpiente, no podía tratarse de una descendencia humana, pues las Escrituras muestran que las palabras de Dios no se dirigieron a una serpiente literal.”

El apóstol arroja luz sobre esta cuestión en Gálatas 4:21-31:

“En este pasaje el apóstol habla de la mujer libre de Abrahán y de su concubina Agar, y dice que Agar corresponde a la ciudad literal de Jerusalén bajo el pacto de la Ley, y sus “hijos”, a los ciudadanos de la nación judía; mientras que Sara, la esposa de Abrahán, corresponde a la “Jerusalén de arriba”, dice Pablo, su madre espiritual y la de sus compañeros ungidos por espíritu. Esta “madre” celestial también sería la “madre” de Cristo, el mayor de sus hermanos espirituales a quienes Dios engendra como Padre.”

LBLA
Heb 2:11 Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos: por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos,
Heb 2:12 Diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre, En medio de la congregación te alabaré.

“En armonía con las Escrituras, la “mujer” de Génesis 3:15 tiene que ser una “mujer” espiritual. Y en correspondencia con el hecho de que la “novia” o “esposa” de Cristo no es una mujer individual, sino una mujer compuesta de muchos miembros espirituales (Rev. 21:9), la “mujer” que da a luz a los hijos espirituales de Dios. Su ‘esposa’ (predicha proféticamente en las palabras de Isaías y Jeremías), estaría formada por muchas personas celestiales. Sería un conjunto de personas u organización, una organización celestial.”

¿A caso, no fue antes Jesús que sus discípulos o Iglesia?

Sí, sin primero Jesús, no existe la Iglesia y los discípulos que la forman. El Señor es el primogénito en todo.

¿Cómo pueden ellos parir a Cristo, si el caso sucedió al revés?

Los hermanos como el Señor son el fruto de la mujer, “contra los otros de la simiente de ella” Apo 12:17. Sí, podía atacar al resto de su “descendencia” o hijos, los hermanos de Jesucristo que todavía estaban en la Tierra. De esa manera persiguió a la “mujer.

Dices: “…pretendes hacernos creer, que lo sabes todo. La diferencia entre tú y yo, es que yo, no puedo interpretar el capítulo 12, porque asumo que se me escapa algo…”

A ver si nos entendemos con claridad:

En ningún momento he dicho como afirmas “que lo sé todo”. Ni te he acusado de tu falta o no, de hacerlo o no, de interpretar nada de nada. So he intentado e intento responder a tus preguntas.

Tampoco entiendo esto que dices ahora: “Realmente, con tu falsa creencia del cielo anti bíblica y en la que nunca, creyeron los discípulos de Cristo, pones en evidencia tu conocimiento de las escrituras.”

¿No sé a qué viene esto? ¿Qué tiene qué ver esto ahora con el asunto por el cual me has preguntado inicialmente?

Por tu tono y por esto que pusiste en un email personal:

“¿Por qué dices qué decir mi esperanza es el cielo por ello tendré enemigos?”

Te pedí una respuesta a esto, cosa que no he recibido por tu parte. ¿Es una amenaza velada de alguien, tal vez tuya por lo que me dices ahora?, ¿tengo que temer por mi integridad física?

Se considera enemigo a una persona o grupo de personas, que se oponen a otro grupo de personas ya sea por sus ideas, pensamientos, actividades, etc. A diferencia del adversario, el enemigo es la expresión radical de la diferencia entre personas, el antagonismo exacerbado o el desacuerdo extremo, innegociable e intolerante entre religiosos, etc.

1Pe_5:8 Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar.

¿Sobre quién tengo que permanecer pues alerta para que esté en una situación aún peor que con la del propio Satanás?

Solo se me ocurre una, aquella que solo puede venir de los que no son cristianos obedientes, aquellos que mantienen un rasgo característico del falso hermano que persigue y calumnia al verdadero. Aquellos que están en manos de Satanás y que al final de los días desearán la muerte de todos los hermanos del Señor. Como lo fue en el caso del Señor así será con respecto a sus hermanos.

José Mari.







Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Erre que erre.

Mensaje por willy2 el Lun Jun 30, 2014 5:21 am

Hemos visto,tu capacidad de interpretación,la cual según mi opinión es completamente nula.
Mezclas en el capítulo 12 distintos significados,según te convenga,para cuadrar tus ideas e imponerlas.
1-Nacimiento varón:
Nacimiento del Reino.
2-La mujer: Org de Yahveh
3-La mujer: Iglesia o hermanos de Cristo
4:La mujer: Madre de Jesús.
Los 1260 días,en que la mujer es protegida,ni siquiera los citas,siendo estos,una de las claves del capítulo.La otra clave,es la imagen,con la cual,aparece el dragón,(Satanas),la cual tiene 7 cabezas y 10 cuernos.En mi escrito anterior,cite varios textos de Daniel y Revelacion,en donde está la clave para ubicar a esta mujer del capítulo 12.
En un próximo nuevo escrito,lo explicaré para todos aquellos que tengan capacidad y discernimiento.En referencia a las últimas palabras de tu escrito,prefiero no comentar nada.

willy2
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Una respuesta.

Mensaje por Invitado el Mar Jul 01, 2014 5:17 am

Estimado compañero del foro:

No he mezclado ideas, he utilizados las que tú mismo me señalas para descartar dos y decirte cual es la correcta bajo mi punto de vista. No cuatro como ahora me presentas.

Eres la segunda persona en este foro que me falta al respeto con total claridad, diciéndome ahora:

Que mi interpretación es “completamente nula”, “mezclo cosas por conveniencia” particular, como si tuviese un especial interés, para “cuadrar mis ideas e imponerlas”. Anteriormente frases tan despectivas como: “DEJEMOS QUE EL GRAN MAESTRO ESPIRITUAL JM, NOS ILUSTRE”, “Venga gran Maestro”, “tras tu magnífica interpretación” con una burda ironía hacia mí, “ilústranos”, “si callas descaradamente”, ¿pero cómo dices que callo si intento responder a tus preguntas? Otras bonitas frases que me dedicas son: “vallamos a desenmascarar a este falso maestro”, “Sólo una persona que no tiene la más mínima idea de las escrituras, podía aceptar semejante argumento”, “No haces más que confundir a los lectores, pues en tu soberbia, pretendes hacernos creer, que lo sabes todo.” “mi "ego" es inferior al tuyo”, “no hago el ridículo”, “con tal de hacer creer al personal, que eres el Gran maestro y lo sabes todo.”, “pones en evidencia tu conocimiento de las escrituras.”, “Alucino, pues con semejante discernimiento”, “Hay que ser honesto”, “Me temo que tendrás que buscarte o inventarte”.

Realmente el título de mi tema: “Pedir disculpas y el perdonar”, lo he hecho pensando en ti. En el mismo decía que no tengo nada que perdonar por este lenguaje tuyo dirigido hacia mí y por lo mismo ya me he declarado hace tiempo en paz contigo por email, mucho antes de que lanzases este ataque dialectico hacia mi persona.

Lo que realmente me queda de todo esto, no es el perdón o no, las disculpas o no, sino que al final mi relación contigo llegue a esto: “Cuando una persona no tiene ningún interés para nosotros tras muchos daños, al final… lo que queda es indiferencia, no hay amistad, hay resignación y cansancio.”

Al final como humano que soy imperfecto me puede quedar esta sensación respecto a ti:

“en todo caso va a hablar mal de uno con todo el mundo, para que sufra… así que no tiene sentido disculparle, porque más bien, sería como hablar con alguien que simplemente no te desea lo mejor... y va a intentar luchar para tener éxito en lo que quiere, y no te va escuchar....”

Cuando empiezo mis escritos dirigidos hacia ti como “estimado”, no como una simple cortesía sino como algo importante para mí. O que siento respeto hacia ti, al igual que te reconozco como hermano.

Te he dicho que tienes que hacer los comentarios que quieras respecto a otros con respeto.

Te he escrito recientemente: “Ahora me comentas en un tema mío, pero hace poco me enviaste un correo diciéndome que no querías que comentase en un tema tuyo, no entiendo esta forma tuya de actuar.” Y lo mismo me has dicho por email de manera personal. Y eso es lo que he hecho, no he comentado en nada de lo que me has enviado, al menos para no molestarte y he leído tus temas y aunque no esté de acuerdo en ellos tampoco he escrito nada y tampoco he hecho alusión alguna.

También te he dicho: “Creo que si no estás de acuerdo en un tema puedes abrir el tuyo propio y exponer lo que creas conveniente.” Por lo mismo solo intento responder sobre aquello que me has preguntado de un tema mío, si comento sobre los 1260 días a los que aludes, me saldría del motivo de tu pregunta, si quiero abrir un tema sobre eso lo haré, sino hazlo tú, ese es tu problema o no, pero no es el mío.

Te dije hace poco:

“Cualquiera que leyese esta respuesta tuya es que significa que he tenido algún problema de algún tipo contigo.
Pues bien de manera privada, sigo teniendo correspondencia contigo de manera cortés y amigable.” Al menos hasta hace unos días, antes de recibir tus “ataques dialecticos” era así.

También te dije:

“En público no he comentado ni un solo tema tuyo salvo una cosa que tiene que ver con el tono que empleabas sobre otro hermano. Un tema en el que coincidía en todo menos en el tema que acabo de dejar y sobre el cual me has comentado. En ningún momento lo hice para molestarte. Pero no sé otros, su opinión, pero si veo algo sobre lo que puedo intermediar entre dos supuestos hermanos, si no lo hago, prefiero no entrar en el mismo foro y dedicarme a otras cosas”.

Ese ha sido el motivo para recibir ahora estas expresiones, porque ha sido tras ese comentario cuando he recibido estas muestras de poco afecto. Pero es lo mínimo que podía hacer, mi escrito está reflejado en ese tema particular, que cada uno lo lea y lo juzgue. Si lo he hecho es porque lo haría, he hecho y hago cuando no veo palabras que reflejen interés mutuo. Precisamente esas palabras iban dirigidas para que tuvieses en cierta consideración a la persona que precisamente no ha tenido cierta consideración conmigo en su momento, por eso te decía que eres la segunda persona que me falta al respeto. Si lo creo y he creído injusto en mí, aunque no tenga un lenguaje ni del todo parecido entre los dos, lo creo injusto en otros y más cuando no veo motivo aparente, causa-efecto.

A mí no me molesta que otros comenten mis temas y que la disputa doctrinal si fuese, se llevase hasta donde la Palabra lo permita, de ese encuentro sale la “luz” para todos, pero siempre con respeto; decir eso es mentira, eso es falso, esto es así, si se demuestra por la Palabra no hay pecado en ello. Si alguien no le gusta eso pues que no comente nada. Eso es lo edificante para todos los hermanos y no palabras bonitas y del todo falsas: ¡No me escucha el hermano, pues no peco, cuando olvidas que te escucha el Señor!

Te dije: “Si no piensas que interpreto correctamente, no me pidas nada, ¿qué sentido tiene el hacerlo?”.

Si no te edifico en nada, no crees en mis palabras, me resultas ahora una piedra de tropiezo, te digo cortes mente pues que veas otras estrellas de este inmenso cielo nuestro. He intentado mostrarte la Palabra no ahora, sino en privado como bien sabes. Por lo tanto no comentaré nada de tus temas ni tampoco espero que lo hagas de los míos, si no aprecio un cambio de actitud.

Mat 5:28 Pero yo os digo que todo el que mire a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón.

El pecado no es el resultado propiamente dicho sino la propia inclinación del corazón.

Mat 5:29 Y si tu ojo derecho te es ocasión de pecar, arráncalo y échalo de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno.

José Mari

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Erre que erre.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.