DIALOGOS EX-TESTIGOS DE JEHOVA
Bienvenido de vuelta, esperamos que aproveches al máximo nuestros temas.
LA LEY DE DAR Y RECIBIR

Vie Jul 08, 2016 7:56 pm por Kati B.

El dar y recibir es una ley universal, no es una opción de vida.    Desde que nacemos estamos sujetos a ésta pues de no ser asi no subsistiríamos, fuimos hechos para recibir.
        Cuando un bebé nace inmediatamente deberá comenzar a recibir alimento, atención y cuidado pues de otra forma morirá, sin embargo al proveérsele estas cosas sin ayudarle a ver  cómo recibir …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

EL DAR Y RECIBIR.....PRIMER MENSAJE

Vie Jul 08, 2016 12:25 am por Kati B.

La Biblia, como libro escrito por hombres de gran discernimiento y sabiduría provenientes de una relación estrecha con nuestro Creador, nos muestra verdades universales que consideradas con cuidado, nos ayudan a comprender las fuerzas que rigen nuestra existencia y la de las diversas formas de vida que comparten nuestro planeta, asi como la manera de armonizar con ellas para nuestra felicidad …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 2

LA CONSTANTE BUSQUEDA DEL CONOCIMIENTO DEL CREADOR.

Dom Jul 03, 2016 11:53 am por Kati B.

Este nuevo Foro lleva la finalidad de recibir y compartir la sabiduria encerrada en los libros de la Biblia y que como tesoros escondidos esperan ser revelados a cada uno de nosotros para nuestro adelanto en la busqueda del sentido de nuestra vida dentro del plan de Dios para su creación humana.
        Les invitamos de todo corazón a compartir sus pensamientos y sentimientos que serán de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Los posteadores más activos de la semana


¡Serpientes! ¡Camada de víboras!

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Serpientes! ¡Camada de víboras!

Mensaje por Invitado el Dom Jun 15, 2014 7:13 am

No hace mucho descubrí un día navegando por la red, un cierto comentario de alguien que dejó un tema sobre la semejanza entre los fariseos y una confesión religiosa, creo realmente esto aplica a todos por igual, sean muchos o pocos, individuales, por separado, o en conjunto o grupos religiosos, probando la falsedad de ciertas declaraciones públicas que manifiestan todos ellos, al menos algunos.

Me he permitido cierta licencia en el texto por eso mismo. Espero me disculpen por ello.

Los fariseos eran un grupo religioso que vivía en tiempo de Jesucristo mientras estuvo en la tierra. Se caracterizaban por su extremada rigidez a la ley de moisés y su propia tradición oral, así como sus doctrinas, normas y tradiciones impuestas por ellos, además de su exagerado orgullo y falta de humildad. Jesús nos revela lo que hacían en los siguientes textos bíblicos:

Mateo 23
Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy (NBLH)

Jesús Denuncia a los Escribas y Fariseos:

23 Entonces Jesús habló a la muchedumbre y a Sus discípulos: 2 “Los escribas y los Fariseos se han sentado en la cátedra de Moisés. 3 De modo que hagan y observen todo lo que les digan; pero no hagan conforme a sus obras, porque ellos dicen y no hacen. 4 Atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre las espaldas de los hombres, pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.

“La palabra cátedra en el lenguaje usual significa; asiento de un profesor, materia que imparte un maestro. Esta palabra etimológicamente proviene del griego καθέδραque significa asiento, llega al español a través de la palabra latina cathedra donde también significa asiento. Se empleaba esta palabra para referirse al asiento algo elevado que ocupaban los maestros de la antigüedad, especialmente en las primeras universidades, para impartir sus enseñanzas.

Por lo tanto y aunque se refiere por el texto a los mismos fariseos, ya que habla de la Ley, igualmente aplica a todo aquel que sustituye la Palabra adulterándola, al ponerse en un lugar o “asiento” que no le corresponde.

5 Sino que hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres; pues agrandan sus distintivos religiosos (filacterias) [a] y alargan los adornos (flecos) de sus mantos. 6 Aman el lugar de honor en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, 7 y los saludos respetuosos en las plazas y ser llamados por los hombres Rabí (Maestro).

Dicen y hacen las cosas para ser vistos por los demás, no quieren tratar asuntos espirituales en privado, más los quieren hacer público, quieren que otros vean lo limpio y exaltado de su enseñanza, aunque realmente estén manchados.

8 Pero ustedes no dejen que los llamen Rabí; porque Uno es su Maestro y todos ustedes son hermanos. 9 Y no llamen a nadie padre suyo en la tierra, porque Uno es su Padre, el que está en los cielos. 10 Ni dejen que los llamen preceptores; porque Uno es su Preceptor, Cristo. 11 Pero el mayor de ustedes será su servidor. 12 Y cualquiera que se engrandece, será humillado, y cualquiera que se humille, será engrandecido.

El fin que persiguen esos falsos maestros, cristianos que dicen que lo son pero realmente por sus obras no lo demuestran, es que pienses como ellos, no permiten que les conduzcas al Cristo y que vean con sus propios ojos la verdad, el interés de los cristianos fieles y obedientes no es que piensen igual que ellos, sino que estén solo en el camino. Esa es una diferencia reseñable entre unos y otros.

Ocho Ayes contra los Escribas y Fariseos:

13 “Pero, ¡ay de ustedes, escribas y Fariseos, [b]hipócritas que cierran el reino de los cielos delante de los hombres! Porque ni entran ustedes, ni dejan entrar a los que están entrando
. 14 [c] ¡Ay de ustedes, escribas y Fariseos, hipócritas, que devoran las casas de las viudas, aun cuando por pretexto hacen largas oraciones! Por eso recibirán mayor condenación.

Resulta curioso que en los ayes dirigidos a los fariseos, uno de esos rasgos distintivos del “falso”, el que se repita a lo largo del tiempo, lo que estos falsos cristianos no obedientes acostumbran ahora insistiendo hasta la saciedad, negando la esperanza del cielo para los cristianos como una única esperanza, ya que eso es lo que salva y no vivir en ningún paraíso terrestre y por lo mismo que esos fariseos: “cierran el reino de los cielos delante de los hombres”. “Ni entran”, niegan esa esperanza para ellos, “ni dejan entrar” la niegan declarando otro Evangelio diferente a ese y por lo tanto la salvación. Una esperanza no solo prometida por Dios sino por nuestro Señor, una realidad para todos los que le son obedientes y fieles...

15 “¡Ay de ustedes, escribas y Fariseos, hipócritas, que recorren el mar y la tierra para hacer un prosélito, y cuando llega a serlo, lo hacen hijo del infierno[d] [e] dos veces más que ustedes!

“Prosélito, del koiné προσήλυτος, es un término usado en la Septuaginta con el significado de «extranjero», un recién llegado al Reino de Israel; un «residente de la tierra», y en el Nuevo Testamento para un pagano converso al judaísmo.”

El falso cristiano busca “prosélitos” de su nueva enseñanza, pero no para su salvación como afirman sino para su condenación. Enseñan enseñanzas nuevas e interpretan las que están firmemente consolidadas por la Palabra: la predicación, el bautismo, el vivir en el espíritu del Señor, la salvación por medio de la Fe en la esperanza del cielo, la unidad por medio del espíritu en los hermanos y no del conocimiento, la responsabilidad cristiana hacia su semejante, la no exclusión del hermano en la misma fe del Cristo, etc.

Me voy a detener por un instante en la palabra que se repite varias veces, en concreto cinco veces, la palabra “hipócrita” que deriva de la palabra hipocresía, lo que nos habla de su importancia. Fuente Wikipedia:

Hipocresía: “La hipocresía es la actitud constante o esporádica de fingir creencias, opiniones, virtudes, sentimientos, cualidades, o estándares que no se tienen o no se siguen. La persona hipócrita finge cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente tiene o experimenta. La hipocresía en si es un tipo de mentira o pantalla de reputación. La hipocresía puede venir del deseo de esconder de los demás motivos reales, o sentimientos. La hipocresía no es simplemente la inconsistencia entre aquello que se defiende y aquello que se hace.

Es decir, una persona hipócrita, es aquella que pretende que se vea la grandeza y bondad que construye con apariencias sobre sí misma, propagándose como ejemplo y pretendiendo o pidiendo que se actúe de la misma forma, además de que se glorifique su accionar, aunque sus fines y logros están alejados a la realidad.”

La hipocresía consta de dos operaciones, a través de las cuales se manifiesta en los modos simple y combinado: la simulación y el disimulo. La simulación consiste en mostrar lo que se desea, en tanto que el disimulo oculta lo que no se quiere mostrar.”

Citando como ejemplo a continuación:

“Alguien que cree que tiene derecho a tener un amante pero que su cónyuge no tiene tal derecho, tiene doble moral. Sin embargo, alguien que condena todo lo relativo al adulterio pero lo comete, es hipócrita. La hipocresía es como la mentira, porque pretenden ser alguien que no son engañando a los demás, una persona que hace eso se considera como hipócrita.”

“Muchas personas fallan en reconocer que tienen imperfecciones que condenan en el resto. Según la psicología Freudiana a este comportamiento se le conoce como proyección psicológica. Este es más un autoengaño que un engaño deliberado al resto de las personas. En otras palabras, la "hipocresía psicológica" es a menudo interpretada por psicólogos como un mecanismo inconsciente de defensa, y no un acto de engaño consciente, tal y como es la connotación clásica de la hipocresía”.

“En el cristianismo, algunas traducciones del Libro de Job en la Biblia cristiana, la palabra hebrea chaneph es traducida como "hipócrita", que significa "profano". Además, el Nuevo Testamento relata a Jesucristo condenando en numerosas ocasiones la hipocresía de los líderes religiosos y políticos. Cristo instruye a sus discípulos advirtiéndoles que no sean prolijos hipócritas, que no hagan "repeticiones vanas" ni "palabrerías" al orar, y que no sean como los hipócritas que quieren ser vistos por los hombres al hacer sus buenas obras. Jesús también usa una metáfora para prevenir esa actitud, e insta a sus discípulos a abstente de la levadura de los fariseos, escribas, mundanos, y de Herodes. Se dice explícitamente que la levadura de esos hombres es la hipocresía. Además, Jesús describe a los hipócritas fariseos como aquellos que "dicen y no hacen" y en la parábola del mal siervo se describe el castigo de éste siendo azotado, teniendo "su parte con los hipócritas" (en el infierno). En este sentido, hay múltiples estudios teológicos que catalogan a la hipocresía como un pecado y una característica de los falsos conversos, que sin arrepentimiento, lleva a la condenación eterna de aun aquellos que dicen creer en Dios, pero no le sirven verdaderamente con el corazón y siguen pecando deliberadamente. Estos estudios suelen señalar un versículo bíblico en el que Jesús dijo:

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el Reino de los cielos, sino el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre sacamos demonios, y en tu nombre hicimos muchas grandezas? Y entonces les confesaré: Nunca os conocí; apartaos de mí, obradores de maldad."

Jesucristo (Mateo 7:15-23 Sagradas Escrituras (1569)

Adicionalmente, la fe cristiana comúnmente asocia a los hipócritas religiosos con los falsos profetas.”

16 “¡Ay de ustedes, guías ciegos! Porque dicen: ‘No es nada si alguien jura por el templo[f]; pero el que jura por el oro del templo[g], contrae obligación.’ 17 ¡Insensatos y ciegos! Porque ¿qué es más importante[h]: el oro, o el templo que santificó el oro?

Sobre la palabra guía, las cuales he podido encontrar interesantes, pueden ser:

1 Persona que enseña y dirige a otra en su conducta o actitud para hacer o lograr una cosa.
2 Persona que se dedica a acompañar a otras en un recorrido o viaje porque conoce bien el camino y la zona.

Puede que uno no se percate de esa palabra cuando escucha a otros pero si observamos la del punto número dos, nadie querría esto, nadie quiere despeñarse siguiendo a un guía que no ve, aunque dice que tiene una vista clara, ¡verdad!

18 También ustedes dicen: ‘No es nada si alguien jura por el altar; pero el que jura por la ofrenda que está sobre él, contrae obligación.’ 19 ¡Ciegos! Porque ¿qué es más importante[j]: la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? 20 Por eso, el que jura por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él; 21 y el que jura por el templo[k], jura por él y por Aquél que en él habita; 22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por Aquél que está sentado en él.

23 “¡Ay de ustedes, escribas y Fariseos, hipócritas que pagan el diezmo de la menta, del anís y del comino, y han descuidado los preceptos más importantes de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad! Estas son las cosas que debían haber hecho, sin descuidar aquéllas. 24 ¡Guías ciegos, que cuelan el mosquito y se tragan el camello!


¿Qué preceptos son esos?

Justicia: “La Justicia no es el dar o repartir cosas a la humanidad, sino el saber decidir a quién le pertenece esa cosa por derecho. La Justicia es ética, equidad y honestidad. Es la voluntad constante de dar a cada uno lo que le corresponde. Es aquel referente de rectitud que gobierna la conducta y nos constriñe a respetar los derechos de los demás”.

Con razón el Señor nos advirtió que por sus frutos serian reconocidos sus discípulos, el que persigue al otro, al hermano cristiano, no es su discípulo ni obra con justicia.


Misericordia: “es la disposición a compadecerse de los trabajos y miserias ajenas, es la virtud que impulsa a ser benévolo en el juicio o castigo”.

Uno intenta mediante la misericordia volver al descarriado o cristiano no obediente y por lo tanto falso en apariencia al “camino”, así identificaban al principio a muchos cristianos, pero no hay misericordia en el cristiano falso para sus hermanos, sus palabras son agrias como el vinagre, aunque den al principio la apariencia de cierta dulzura, es solo su engaño o señuelo, su fin y tu condenación van de la misma mano, todos en grupo, todos hijos del Inicuo, la serpiente original del Edén.

Fidelidad: “Su significado original está vinculado a la lealtad (de una persona para con un señor o un rey) y la atención al deber. La palabra "fidelidad" deriva de la palabra fidelitas (latín), y su significado es servir a un dios.” Sí, a nuestro Creador, el único Dios verdadero y su Hijo.

“Prometer es una acción soberana; revela una gran soberanía de espíritu, ya que exige decidir hoy lo que se va a hacer en adelante, bajo condiciones que no se pueden prever. El que promete corre un serio riesgo porque se compromete a actuar de la forma que hoy juzga óptima en situaciones que pueden llevarle a pensar y sentir de modo distinto. El que es fiel cumple la promesa a pesar de los cambios en las ideas, las convicciones y los sentimientos, que pudiera provocar el tiempo. El que promete se adelanta al tiempo de modo lúcido y libre. El que cumple fielmente lo prometido lo hace consciente y voluntariamente. ¿Qué es lo que mueve su voluntad a mantenerse fiel? Es la decisión de crear su vida en cada instante conforme al proyecto establecido en el acto de la promesa.”

Unos prometen la verdad, pero otros no solo la prometen sino que la cumplen, de la única manera posible, enseñando lo que los apóstoles nos dijeron, y otros a través de esos, no subvirtiendo la Palabra mediante modificación, corrección o una nueva interpretación, si la Palabra dice, Dios dice. Los que no enseñan nada nuevo sino que permanecen fieles es un rasgo distintivo de los del falso cristiano, para el cual todo es posible e interpretativo a su libre voluntad.

25 “¡Ay de ustedes, escribas y Fariseos, hipócritas, que limpian el exterior del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de[l] robo y de desenfreno! 26 ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de adentro del vaso y del plato, para que lo de afuera también quede limpio.

27 “¡Ay de ustedes, escribas y Fariseos, hipócritas que son semejantes a sepulcros blanqueados! Por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. 28 Así también ustedes, por fuera parecen justos a los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía y de iniquidad.


Sí, dan una falsa apariencia.

29 “¡Ay de ustedes, escribas y Fariseos, hipócritas! Porque edifican los sepulcros de los profetas y adornan los monumentos de los justos, 30 y dicen: ‘Si nosotros hubiéramos vivido[m] en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en derramar la sangre de los profetas.’ 31 Así que dan testimonio en contra de ustedes mismos, que son hijos[n] de los que asesinaron a los profetas. 32 ¡Llenen, pues[o], la medida de la culpa (pecado) de sus padres (terminen, pues, su pecado)!

33 ¡Serpientes! ¡Camada de víboras! ¿Cómo escaparán del juicio[p] del infierno[q] [r]? 34 Por tanto, miren, Yo les envío profetas, sabios y escribas. A algunos de ellos, ustedes los matarán y crucificarán, y a otros los azotarán en sus sinagogas y los perseguirán de ciudad en ciudad, 35 para que recaiga[s] sobre ustedes la culpa de toda la sangre justa derramada sobre la tierra, desde la sangre del justo Abel hasta la sangre de Zacarías, hijo de Berequías, a quien ustedes asesinaron entre el templo[t] y el altar. 36 En verdad les digo que todo esto vendrá sobre esta generación.

Son comparados con serpientes, hijos del demonio, nadie se fía de una víbora verdad, en cuando te confías te picarán y posiblemente acabarán contigo. Estas simbólicas serpientes atacan y atacarán como en el pasado, “de ciudad en ciudad” al cristiano verdadero ya que ese es su único propósito y para lo cual se les permite en este tiempo, son vasos de deshonra para la honra de otros vasos santificados por el Señor.

¿[i]Ahora que similitudes hay entre los fariseos y los falsos cristianos
?

Para citar algunos:

1. Utilizan formas despectivas contra las personas que no piensan igual que ellos, llamando la atención sobre su entendimiento, de unos cristianos que viven en paz con sus semejantes, a los que catalogan de estar por encima del de Dios, acusando día tras día a esos hermanos de imponer criterios como si la verdad tuviese matices, culpando a esos hermanos por andar por caminos equivocados y traer una enseñanza falsa, atribuyéndoles el confundir con malos propósitos, pero esto sin probar estas afirmaciones es un pecado grave.

Cuando estos “falsos cristianos” o no obedientes, que acusan, dicen hablar en el nombre de Dios, diciendo la Palabra de Dios dice, cuando “estos” ni tan siquiera son capaces de firmar un simple manifiesto de intenciones en lo que tiene que ver con su enseñanza, lo que pudiéramos llamar una forma de higiene cristiana, en algo tan importante y que tiene que ver con la enseñanza de la Palabra sobre otros ¿qué credibilidad van a tener para nosotros? o el término que emplean ahora y por el cual acusan: ¡no son cristianos! Personalizando esa acusación de forma individual o de la misma manera al igual que cuando arrojan comentarios despectivos sobre otras confesiones, otros que profesan la misma Fe en Cristo al igual que ellos. Esto es muy similar a la actitud orgullosa de los fariseos que mencionaban que estos hombres que no conocían la ley eran unos malditos, y estos acusadores se caracterizaban por sentirse superiores a los demás. Ellos hablan palabras elocuentes y dicen la verdad, los demás mienten descaradamente.

¿Qué diferencia hay entre la manifestación de esta actitud y la que vemos y por lo cual acusamos a otras confesiones cristianas? ¡Verdad que ninguna!, es más de lo mismo, no cambia nada, ni una sola coma del guion establecido y que señala esa característica esencial y que identifica por sus frutos al cristiano falso o no obediente. El de perseguir a sus hermanos obedientes.

2. Los “cristianos falsos” o no obedientes se caracterizan por declarar lo contrario, que son muy obedientes a sus preceptos, ideas o doctrinas religiosas alegando que son de la Biblia, sin embargo mezclan la Biblia con sus propias creencias, estos “en libertad” son aún más peligrosos que los que manifiestan imposiciones humanas (religiones), ya que estos falsos cristianos prometen paraísos espirituales o de reposo cristiano, pero no son más que falsas habitaciones de relajación, a estos cuesta más identificarlos ya que “en apariencia” todo les es permitido. Los fariseos se caracterizaban por seguir la ley mosaica, pero también por observar estrictamente sus tradiciones y doctrinas humanas que la mezclaban con la ley de moisés dada por Dios.

3. Los “falsos cristianos” o no obedientes se caracterizan por tener o afirmar tener un “plan divino”, pero en realidad mezclan la forma del sistema religioso cristiano con su propio sistema humano imperfecto en lo que ellos alegan es la verdad de un plan que solo ellos han encontrado en las Escrituras. Los fariseos eran muy ordenados en su sistema religioso basado en el sistema judío que Dios había impuesto en la ley, pero también ellos mezclaban el sistema Judío con sus propias normas y tradiciones humanas.

Él, Jehová, tiene el derecho legítimo de "utilizar" a personas de forma individual o colectiva, incluso a naciones enteras, en conformidad con su propósito, aunque dichas personas o naciones no tengan ni cuenten con su aprobación y menos aún su bendición (de manera directa).

Si esto es así con respecto a los que no creen, ¿que será con respecto a los cristianos fieles y obedientes?

“Ejemplos, varios, tenemos en la Sagrada Escritura, durante el tiempo que la nación de Israel fue el pueblo escogido de Dios, Dios mismo, en diferentes ocasiones disciplinó a su propio pueblo "utilizando" a naciones enemigas, dejando que los derrotarán en combate, incluso permitiendo que los sometieran y esclavizaran.

También en diversas ocasiones "utilizo" a personas que, si bien, no eran enemigas u opositoras declaradas de Él o de su pueblo, tampoco eran adoradoras de Él, sin embargo se valió de ellas, también conforme a su propósito.

Ejemplos, Nabal, los magos de Oriente, Balaam y varios reyes de Israel que nunca tuvieron su aprobación, mas fueron "utilizados" por Dios, conforme a su propósito.

Otro principio a tener en cuenta, es el que está contenido en estas palabras de Jesucristo; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Mt. 5:45, Reina Valera.

Lo que aprendemos de estas palabras de Jesús, teniendo en cuenta el contexto, es que Dios, tampoco en este aspecto es parcial de manera alguna, si bien en el pasado y ahora en el presente, Él continua y sigue bendiciendo, individualmente y de manera colectiva, tanto espiritualmente como física y materialmente a quienes tienen su aprobación, también es cierto, que permite que aún las personas que no creen ni siquiera que Él existe, se beneficien de sus bendiciones y aún más permite que prosperen, aunque no tengan su aprobación ni su bendición de manera directa estos “falsos cristianos” no obedientes.

Lo podemos entender porque así como el sol sale para todos, y para todos llueve, justos e injustos, se benefician por igual, así también en otros aspectos, todos por igual tenemos las mismas oportunidades de prosperar, por muy malos que podamos ser.”

Así entonces, aunque cualquier falso cristiano de estos que afirman estar en libertad o cualquier "organización" el que hagan "bien" algunas cosas, que enseñen ciertas enseñanzas que son verdad, eso no es garantía de que tengan o cuenten con la aprobación de Dios. Ya que en todo caso sería una falacia cristiana su afirmación.

“Las falacias solo se combaten con argumentos bíblicos y no con palabras, ya sean manifiestas por él de manera intencionada o por desconocimiento. El que un argumento sea falaz no implica que sus premisas o su conclusión sean falsas. Un argumento puede tener premisas y conclusión verdaderas y aun así ser falaz o lo contrario. Lo que hace falaz a un argumento es la invalidez del argumento en sí.”

Estaremos atentos y cuantas veces sean necesarias para que nadie sea confundido mediante esas confesiones que se hacen llamar cristianas o esos en apariencia, que se hacen llamar libres, cristianos falsos que nos prometen un oasis espiritual. No es muy difícil el distinguirlos: ¡por sus frutos!

Su hermano.

JM





Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Serpientes! ¡Camada de víboras!

Mensaje por Kati B. el Dom Jun 15, 2014 10:55 pm

Estimado J.Mari,
     Leyendo con atencion tu tema, me surgen muchas preguntas no sobre el mismo, sino sobre ti, por favor explicame tu siguiente afirmacion:

' un cierto comentario de alguien que dejó un tema sobre la semejanza entre los fariseos y una confesión religiosa, creo realmente esto aplica a todos por igual, sean muchos o pocos, individuales, por separado, o en conjunto o grupos religiosos, probando la falsedad de ciertas declaraciones públicas que manifiestan todos ellos, al menos algunos."

    Como es que senalas a "cristianos individuales o grupos religiosos" como hipocritas, cuando recientemente afirmabas

" Si otros hermanos de ustedes sienten que en un grupo religioso así se encuentran más cerca del Señor, sean estos los Testigos de Jehová u otros, no les hagan ver lo contrario. ¿Por qué deberían entorpecer su FE?"

 De la misma manera afirmas:

 falsos cristianos no obedientes acostumbran ahora insistiendo hasta la saciedad, negando la esperanza del cielo para los cristianos como una única esperanza, ya que eso es lo que salva y no vivir en ningún paraíso terrestre y por lo mismo que esos fariseos: “cierran el reino de los cielos delante de los hombres”. “Ni entran”, niegan esa esperanza para ellos, “ni dejan entrar” la niegan declarando otro Evangelio diferente a ese y por lo tanto la salvación.

   Estas directamente senalando como "hipocritas" a los Testigos de Jehova, pues con excepcion de alguna otra confesion religiosa, ellos son los unicos que senalan como esperanza cristiana el Paraiso terrenal, ensenanza a la cual me aferro por reconocer completamente biblica.
    Te recuerdo de nuevo tu propia declaracion,

"Creo realmente que si tienes fe en Jesús, te esfuerzas por seguir sus enseñanzas, intentando ser hacedor y no solo oidor de la Palabra, tu esperanza se hará realidad, ¡estarás en el Paraíso!"
   Dime,que puedo pensar?, que es esto?  No lo entendi bien? Me falto espiritualidad? conocimiento? fe? saque tu declaracion de su contexto?  En alguna ocasion puede aplicar y en otras no?

  De nuevo declaras.......
 "El falso cristiano busca “prosélitos” de su nueva enseñanza, pero no para su salvación como afirman sino para su condenación. Enseñan enseñanzas nuevas e interpretan las que están firmemente consolidadas por la Palabra: la predicación, el bautismo, el vivir en el espíritu del Señor, la salvación por medio de la Fe en la esperanza del cielo, la unidad por medio del espíritu en los hermanos y no del conocimiento, la responsabilidad cristiana hacia su semejante, la no exclusión del hermano en la misma fe del Cristo, etc.
    Segun reconozco estas ensenanzas a las que aludes son todas en las que basas tu fe, pero.....podrias asegurar al 100% que estas son completamente ciertas?
     Tu mismo senalas
    ". Los “falsos cristianos” o no obedientes se caracterizan por tener o afirmar tener un “plan divino”, pero en realidad mezclan la forma del sistema religioso cristiano con su propio sistema humano imperfecto en lo que ellos alegan es la verdad de un plan que solo ellos han encontrado en las Escrituras".
   Este plan divino, que otros han discernido es incorrecto mientras tu te tomas la libertad de afirmar que las tuyas estan "firmemente consolidadas" en la Palabra de Dios?
   Concluyes tu tema con una declaracion fuerte,
   

sí entonces, aunque cualquier falso cristiano de estos que afirman estar en libertad o cualquier "organización" el que hagan "bien" algunas cosas, que enseñen ciertas enseñanzas que son verdad, eso no es garantía de que tengan o cuenten con la aprobación de Dios. Ya que en todo caso sería una falacia cristiana su afirmación.
    Solo porque no mencionas nombres o denominacion religiosa alguna no significa que algunos no nos demos por aludidos, tan solo por mencionar nuestra esperanza terrestre, ya nos incluyes, como hipocritas, en verdad creo solo te falto decir "Gracias Dios, porque no soy como los otros hombres..."Luc. 18:11
               Un saludo de Kati
avatar
Kati B.

Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 15/02/2014
Localización : Tijuana

Ver perfil de usuario http://dialogosextestigos.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Respondo a todas tus preguntas.

Mensaje por Invitado el Lun Jun 16, 2014 8:29 am

Estimada hermana:

Citabas de mí:

“Un cierto comentario de alguien que dejó un tema sobre la semejanza entre los fariseos y una confesión religiosa, creo realmente esto aplica a todos por igual, sean muchos o pocos, individuales, por separado, o en conjunto o grupos religiosos, probando la falsedad de ciertas declaraciones públicas que manifiestan todos ellos, al menos algunos.”

Y dices: “¿Cómo es que señalas a "cristianos individuales o grupos religiosos" como hipócritas, cuando recientemente afirmabas?”
“Si otros hermanos de ustedes sienten que en un grupo religioso así se encuentran más cerca del Señor, sean estos los Testigos de Jehová u otros, no les hagan ver lo contrario. ¿Por qué deberían entorpecer su FE?”

Si me lo permites, primeramente debo matizarte cuatro cosas:

1) Solamente hago uso de las Escrituras, el relato de Jesús y sus palabras contra los fariseos (Mateo 23:1-36), en ese relato se encuentra la palabra hipócrita (5 veces, lo que implica cierta relevancia), he intentado explicar su significado y lo que dice la Palabra y no yo. De la misma manera no he señalado a nadie en particular, diciendo “estos o aquel”, eso es solo un esfuerzo personal de cada uno de ustedes. El exponer por el significado mostrado, el que indudablemente aplica a ciertos individuos y grupos religiosos que manifiestan el mismo comportamiento, no resulta en nada exagerado por mi parte, ya que esas palabras deben aplicar sobre alguien hoy día, otros relatos bíblicos lo confirman, son siempre los mismos, la clase dirigente de cada confesión y si uno permanece independiente, de la misma manera por sus acciones, manifestaciones o palabras debería tener su responsabilidad igualmente, ya que sus dichos y enseñanza tiene el mismo fin, unos desde la sumisión parcial y otros desde la libertad total ¿no crees? No me importa que me metas según tu opinión en el mismo grupo de estos, es más te lo pediría que así lo hicieses, te haría y me harías un gran favor, pero al menos te pediría igualmente que me dieses la oportunidad de defender la Palabra.

2) Decía: “Resulta curioso que en los ayes dirigidos a los fariseos, uno de esos rasgos distintivos”… es la negación de “la esperanza del cielo para los cristianos como una única esperanza…y por lo mismo que esos fariseos: “cierran el reino de los cielos delante de los hombres”. “Ni entran”, niegan esa esperanza para ellos, “ni dejan entrar” la niegan declarando otro Evangelio diferente a ese y por lo tanto la salvación”. De las palabras de Jesús es la única que se manifiesta con total claridad y es base doctrinal de los Evangelios, así lo muestra la Palabra y los hechos del NT, el Evangelio no es uno para unos y otro para otros. Solamente repito las palabras del Maestro, no pongo ni quito nada.

3) Parece evidente que el término que empleo “falso cristiano”, ya que hay unos que son verdaderos, no está alejado de la realidad de lo que expresan los Evangelios (Mateo 25: 31-46). En mi tema que os dejé sobre “la unidad de la Fe” hablo de ello con claridad al igual que en otra parte dejé ciertos comentarios al respecto. Decía a continuación citando de la Wikipedia: “Adicionalmente, la fe cristiana comúnmente asocia a los hipócritas religiosos con los falsos profetas.”

4) Por el escrito al que aludes dejo claramente que me estoy dirigiendo a grupos religiosos y a individuos que están fuera de esos grupos y que declaran en algunos casos tener la verdad y enseñan otro Evangelio diferente, no me estoy refiriendo a personas individuales de esos grupos. Si solo lees el enunciado parecería que digo eso, pero si lees el escrito claramente se ve que no es así, como es innecesario reproducirlo, te animo a que lo vuelvas a leer con detenimiento. Entre otras cosas porque nadie que está en una estructura religiosa realiza comentario alguno, solo los líderes hacen esos comentarios.

Paso a responderte a tus preguntas:

En primer lugar sacas a colación un comentario que te hice de hermanos tratados individualmente, por ejemplo te citaba en una respuesta a nuestra “responsabilidad cristiana”:

“Pero cosa diferente es, y al menos como lo veo que alguien que viva su espiritualidad de manera plena, con Fe en Cristo y en su resurrección, que comprenda el mensaje del Evangelio, el que nosotros por pensar que estamos en sitio mejor ocasionemos ese hundimiento espiritual en esa persona. Y para que eso no ocurra solamente se puede hacer mediante una transición apropiada, dejamos un estado para continuar a otro plano superior al anterior, nuestra relación con el Señor entonces será más grande. Y eso solo se puede dar mediante una atención o tutoría apropiada sobre esa persona a la que intentamos convencer de su error en persistir en su religión.”

Esto lo comparas con un comentario genérico que tiene que ver con su estructura como manifiesto en mi escrito, creo realmente no son cosas iguales. Jesús se dirigió a esos guías falsos, probando lo falso de su estructura religiosa, nosotros si vemos lo inadecuado de esas enseñanzas seguimos el mismo ejemplo, ponemos en evidencia lo erróneo de esas enseñanzas particulares y que se desvían del Evangelio.

Siempre te puesto la atención en la forma de hacer las cosas, el uso de tu responsabilidad cristiana y pensé que me habías entendido por lo que me expresaste en tu ultima respuesta, pero ya aprecio que no es así. Dejaré mis comentarios dejados que creo son bastante claros y apenas necesitan aclaración.

Recientemente en el tema que dejé: “Mi Manifiesto: 8 tesis.”, decía:

Defiendo a los testigos como hermanos individualmente, aunque ellos no tengan la misma percepción que la mía, por lo tanto esta crítica no es con ellos sino contra su estructura. No animo a nadie a que abandone su permanencia, ya que eso es solo una cuestión propia y que tiene que ver con la conciencia de cada cual.”

Más adelante decía: “les dije que no tenía intención de hacerme testigo ya que veía cosas que practicaban que no estaban en las Escrituras. Les dije que hermanos míos se encontraban en sus congregaciones y en otras confesiones cristianas y les mostré esas diferencias en la doctrina y en su enseñanza, solo algunas”.

Luego muestro las que a mí personalmente me impidieron estar con ellos, citando también sus enseñanzas en el pasado, su literatura, su historia, otras, por citar todas las que enumeraba, y al final señalo las incorrectas bajo mi punto de vista, ya que también digo: “los testigos seguramente no estarán de acuerdo y algunos que no lo son tampoco”.

Por ejemplo, mirando solo las del presente en las que alisto, son todas enseñanzas accesorias y que no están en los Evangelios, por lo tanto enseñanzas de su confesión particular que les diferencia de las de otras confesiones, es lo que a mí me llamó la atención, “pongo las que por mi conciencia me impidieron dar el paso del bautismo”, naturalmente para ti o para otros serán otras.

Todas estas enseñanzas van dirigidas desde el Cuerpo Gobernante, “su esclavo fiel y discreto” hacia el “pueblo llano” o la masa de hermanos testigos. Por ello entenderás las palabras del principio. Siguiendo el ejemplo de nuestro Maestro, te decía:

“Jesús antes de su bautismo y después de este varias veces enseñó en la sinagoga, esta enseñanza se sigue practicando hoy en día de la misma manera, ya que se leen porciones de la Torá, igualmente visitó el templo. Pero por sus declaraciones que curiosamente siempre iban dirigidas a la clase dirigente nunca a los de a pie, los condenó repetidamente de que su enseñanza no era verdadera según la Ley dada a Moisés. Su religión tenía un propósito, como posiblemente hoy tengan una finalidad.”

En otro comentario:

“Si seguimos o queremos fijarnos en el modelo a seguir, Jesús no siguió a las clases dirigentes religiosas, más bien iban estos tras de Él, en cambio mostró amor por las personas mostrándoles la verdad, no en que cosas estaban equivocados. Personalmente cuando he tenido ocasión alguna vez de hablar “con ancianos o superintendentes” a estos sí que les he mostrado las cosas y les hablo con total franqueza, ya que estos son los “guías ciegos”, pero mi lenguaje cambia con mis hermanos estén donde estén. Estoy atento a sus necesidades y si estima el Señor, siendo su siervo, les intentó ayudar, no socavar su fe ya establecida.”

“A quien le tengo que decir las cosas y que para eso están son a esos “dirigentes “correspondientes, si por mi ejemplo hiciese despertar a alguien alguna interrogante sobre mi persona, amablemente le intentaría explicar sus preguntas como he afirmado ya.”

Sobre el comentario que traes a colación, respondía con claridad:

Entonces por qué motivo afirmo: “no deberían entorpecer su FE” (religiones).

Decía: “ayuden a quien pida y solicite ayuda.” No todos somos iguales, no todos tenemos la misma proporción de conocimiento, no todos tenemos la misma medida de la fe, ya que está crece o se afianza de la misma manera puede minorar o terminar de desaparecer en nosotros, como lo fue en el caso de Judas.”

No creo que esa ayuda te la pida esa organización ¿verdad? Por lo tanto claramente hablo de personas y no del famoso “Cuerpo Gobernante” suyo, que como otras instituciones religiosas, los líderes, el pastor, anciano, cura, etc., son solo los receptores de los ayes pronunciados por Jesús.

A continuación decía: “Si uno que está fuera, cree que el que está en las religiones y por lo tanto dentro, no está haciendo lo correcto, uno se estaría haciendo grande ante uno de esos miembros y por lo tanto estos serían ante nosotros pequeños a los que conducir amorosamente al camino correcto, ya que si los considerásemos iguales a nosotros nuestro comentario no debería tener ningún interés para ellos. Pero llegado aquí ya nos encontraríamos un aviso de peligro, Lucas 17:2.”

También decía: “Tradiciones y costumbres de hombres deben ser puestas a prueba por sus enseñanzas”, “cuáles de estas enseñanzas se someten a las Escrituras como la final autoridad”. En el tema que dejé sobre la unidad de la fe, precisamente hablo de lo que las Escrituras nos encomian a hacer, si alguien no enseña lo correcto es nuestra obligación como cristiano hacer ver lo contrario mediante la Palabra, no nuestra opinión.

Dirigiéndome a ti en otro escrito te decía: “No es el motivo por mi parte valorar esto de otras religiones, ni tan siquiera de los testigos, organización entre los cuales también reconozco a mis hermanos, cada uno de nosotros podemos llegar a discernir esto por nuestra propia cuenta. Pero ¿cuál es el precio a pagar si es que lo hubiese, por el mantenimiento de la unidad a toda costa, en todas las organizaciones religiosas cristianas que mantienen una cierta estructura?”

Efectivamente todos sabemos cuál es ese precio a pagar, el aceptar enseñanzas como si procediesen de la Palabra. Pongo de manifiesto esas enseñanzas, pero repito no tengo nada en contra de esos testigos a los que ahora me quieres de alguna manera por tu pregunta “enfrentar”, cuando he dejado mi tema en referencia a ellos es más por un ejemplo de “higiene mental y personal”, porque les he defendido descaradamente en otras partes ante ciertos comentarios que he creído injustos, es más lo que soy ahora como cristiano es en gran parte a ellos, ya he hablado en otra parte sobre ello. Tengo más cosas que agradecer que lo contrario, es mi opinión personal, aunque respeto lo contrario ya que seguro tienen motivos.

En al menos en cuatro escritos dirigidos hacia ti te manifesté lo que significaba la responsabilidad cristiana, esto motivado por una pregunta que hiciste en el foro. Solamente ahora traes a colación un pequeño comentario, sobre el que me preguntas pero olvidas que te hice estos otros:

“La libertad de decisión personal o lo que es lo mismo la posibilidad de decir por ti lo que es o no es justo hacer y no que otros te digan lo que debes hacer es un bien muy preciado”.

Esta libertad opera en ambos sentidos de dentro a fuera, o lo que es lo mismo lo que te dice esa organización o de fuera a dentro, lo que te dicen los que están fuera de esas organizaciones.

A continuación decía: “Si uno cede ese bien sobre otros es su responsabilidad, supongo que nadie hace eso porque sí, no somos tontos, y si lo hacen es porque ven más ventajas que desventajas, y por lo tanto eso no lo debo juzgar de otros, en mi caso y es sobre el que tengo dominio hago según juzgo, no juzgo lo que hacen o dicen otros. El sentir gozo por vivir uno la fe en libertad y no en ciertos grupos que es cosa que comparto en esto que afirmas no debería confundirse con que mi fe por decirlo de alguna manera no es mejor que cualquiera que esté en otros grupos religiosos, porque en ese caso seríamos en nuestro juicio como el de ellos. El gozo es algo íntimo y solo ese lado de cada cual debe juzgar las cosas.

Seguía diciéndote: “por un lado están las normas o las interpretaciones que nosotros individualmente tomamos, la diferencia es que nosotros somos uno y ellos representan un grupo, pero en el fondo viene a ser lo mismo, tú haces lo que tu conciencia cree es lo correcto y ese grupo la conciencia del líder, pero ambas conciencias son igualmente reprensibles no en sus aciertos sino en sus errores. Y esto no tiene nada que ver con la doctrina sana que de igual manera puede ser censurada para ese grupo como para ti individualmente en tu proposición. Tu tendrás errores y aciertos en la misma medida que yo posiblemente, pero con la misma posibilidad de serlo que en el caso de ellos y si mi apuras aún el riesgo es mayor en tu caso que en el suyo, porque tú eres uno y ellos son muchos.”

También te decía: “Es la conciencia de cada cual el que debe determinar si prefiere estar en soledad, mi caso, o en unidad como algunos lo hacen y ver solo como es lo mejor para desarrollarse como cristiano”.

“Claro no todo vale y no todo es permitido, no defiendo la unidad de las fes, como si cada uno enseñase lo que quisiera y todo valiese, creo que por mi ejemplo esto dista mucho de mi intención. Cada uno debe encontrar su propio camino y no seguir el camino de otros eso es lo que defiendo. Ya que al final de nuestro recorrido todo es juzgado exclusivamente por Uno, nuestro Señor. Mi labor no es decir cuál es la religión menos mala sino elige tú lo que mejor te convenga si permaneces en unidad conmigo aun a pesar de esas religiones bien venido seas tú y el que te recibe.

Creo que es solo cuestión de paciencia que el velo de todas las religiones del mundo desaparezca y es entonces cuando las personas quedarán expuestas a sus vergüenzas y se verá quién es el obediente y quién es el desobediente por la Fe.

Solamente una última cosa, la Iglesia es un cuerpo y eso significan varios miembros, el estar aislado no es estar en unión al cuerpo y por lo tanto la Iglesia y esto ya de por si da mucho para pensar como para estar molestando a otros en su fe.”

También te decía: “El cristiano no juzga a las personas por lo que creen, sino por lo que son. Mateo 7:16, “por sus frutos los reconocerán”. Si alguien es bueno, es un cristiano (desde la Fe). Si alguien es malo por muy religioso que sea, no es un cristiano (aunque diga tener Fe) Así de simple. En cambio las religiones dicen, si tú no crees lo que yo digo, no eres cristiano.”

En mi tema sobre la “Responsabilidad cristiana” afirmaba: “todos opinamos, pero no todas las opiniones tienen el mismo cariz, la misma apariencia y peso ya que no es lo mismo el que simplemente opina sobre un tema y dice esta es mi opinión del que expresa: “la Palabra dice”. ¿No nos suena igual verdad? Pero no contento solo con eso, que no sería poco, además nos permitimos decir: “eso es mentira, eso es desviar la verdad de la Palabra, eso es demostrar un rasgo apostata del que nos avisan las Escrituras”, incluso imputar malas intenciones sobre los hermanos de manera descarada.”

Sigo, me citabas:

“Falsos cristianos no obedientes acostumbran ahora insistiendo hasta la saciedad, negando la esperanza del cielo para los cristianos como una única esperanza, ya que eso es lo que salva y no vivir en ningún paraíso terrestre y por lo mismo que esos fariseos: “cierran el reino de los cielos delante de los hombres”. “Ni entran”, niegan esa esperanza para ellos, “ni dejan entrar” la niegan declarando otro Evangelio diferente a ese y por lo tanto la salvación.”

Y decías: “Estas directamente señalando como "hipócritas" a los Testigos de Jehová, pues con excepción de alguna otra confesión religiosa, ellos son los únicos que señalan como esperanza cristiana el Paraíso terrenal, enseñanza a la cual me aferro por reconocer completamente bíblica.”

Pero como ya te he explicado y creo extensamente:

1) La palabra o termino hipócrita es uno que utilizó Jesús no yo, en todo caso me tendrías que acusar de utilizar esas palabras de algún modo o intención que de momento no me has hecho ver.
2) En ningún momento de mi escrito señalo o pongo el énfasis en nadie en particular, como me dices sin probar nada, es más manifiesto con total claridad en el mismo escrito: “creo realmente esto aplica a todos”. Para tu afirmación te diré que hay más confesiones que manifiestan esa enseñanza del Paraíso, aunque esto no es algo de lo que trato en el mismo, no le doy importancia a esto ya que Jesús no habló de eso al menos en este texto ¿verdad?, sino como dijo el Maestro, del acceso al Reino de los cielos, ni entrando ni dejando entrar. Creo realmente que estas palabras no necesitan interpretación de nadie, ¿verdad?
3) Como ya te expliqué en otras partes en que vimos tu esperanza, no tengo nada que decir, si crees eso estoy seguro como ya te dije que lo conseguirás si perseveras. Pero de la misma manera como ya te expliqué y que no negué, tú esperanza, de la misma manera te comenté que ese no es el Evangelio, son cosas diferentes. Como señalo en mis comentarios que te di al respecto y que no son necesarios reproducir, entiendo igualmente que las promesas sobre la tierra son parte fundamental del mensaje del Reino, es más diría es esencial.

Estás palabras no van dirigidas a ti, ni a nadie en especial de este foro, si tú u otros os habéis sentido aludidos por vuestra conciencia. Indudablemente eso no es asunto mío. Solo va encaminado a los que dirigen como los fariseos de nuestro tiempo los designios de otros en la fe, también de personas que están fuera de esos grupos y que manifiestan ese mismo rasgo característico al que ya he aludido ampliamente.

Decías: “Dime, ¿qué puedo pensar?
Que permanezcas como hasta ahora, con total tranquilidad espiritual sin sobresalto, ya que lo que tienes firmemente establecido no lo perderás.

¿Qué es esto?
El mensaje del Evangelio, la recogida de la cosecha, el tiempo del fin, un tiempo de misericordia y Gracia con una finalidad, la salvación total, no una ahora paso al Paraíso para luego perecer, o es que no has podido leer que la gente también perece durante el Milenio del Señor? ¿No has escuchado lo de la muerte segunda? La que realmente hay que temer.

¿No lo entendí bien?
Algunos no te transmitieron el mensaje del Evangelio en su totalidad, solo parcialmente, como si esa esperanza no tuviese que ver contigo, solo es eso.

¿Me faltó espiritualidad?
No, al contrario.

¿Conocimiento?
Solo discernimiento, todos tenemos alguna falta de algo y yo igualmente tomo las que me faltan de todos ustedes.

¿Fe?
Te respondí: “La Fe, con mayúscula como me lo has puesto, es la base de todo. Si tienes fe serás salva.” Citando de Gálatas 2:16 y 3:11.

¿Saqué tu declaración de su contexto?
Decía: “Cuestión diferente podría ser otra, sobre tu enseñanza (predicación). Si defiendes… la enseñanza del Evangelio es una elección personal: vivir en la tierra o en el cielo.” Citando el texto que ahora nos ocupa de los ayes de Jesús.

En tu respuesta encontré sinceridad y por tus opiniones siempre has tenido una posición de respeto. En la misma afirmación te puse el énfasis en la predicación sobre otros o lo que es lo mismo si enseñas que el cielo es solo una elección que hace el Señor sobre las personas de Fe, por lo tanto mostrando parcialidad de unos sobre otros, cuando todos tienen la misma base, la Fe y cuando supuestamente todos daríamos nuestra vida por esa misma Fe.

¿En alguna ocasión puede aplicar y en otras no?”
En el mismo escrito te decía:

“Los escribas y los fariseos eran la clase formada para impartir la enseñanza sobre otros, como si fuese está la verdad. Nosotros sin pertenecer a ninguna “casta”, por “nuestra enseñanza” podríamos tener el mismo efecto sobre otros.

Por lo tanto se puede cerrar el Reino de Dios a otros de dos maneras:

1) Negando que existe esa esperanza (la celestial).

2) O bien por el hecho de enseñar que es una elección del hombre.

Rom 14:22 La fe que tú tienes, tenla conforme a tu propia convicción delante de Dios. Dichoso el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba.

Si creemos esto segundo y nuestra conciencia no nos culpabiliza de nada, somos nosotros lo que nos cerramos esa “puerta de acceso”. Por lo tanto se puede cerrar ese acceso al Reino de los cielos por negación, o por elección personal.

En cualquiera de los dos casos la valoración de los hechos es entre el Creador y los seres humanos.

Por lo tanto deberíamos mostrar mucha más atención de la acostumbrada en nuestra enseñanza sobre los demás”.

Me vuelves a citar: “El falso cristiano busca “prosélitos” de su nueva enseñanza, pero no para su salvación como afirman sino para su condenación. Enseñan enseñanzas nuevas e interpretan las que están firmemente consolidadas por la Palabra: la predicación, el bautismo, el vivir en el espíritu del Señor, la salvación por medio de la Fe en la esperanza del cielo, la unidad por medio del espíritu en los hermanos y no del conocimiento, la responsabilidad cristiana hacia su semejante, la no exclusión del hermano en la misma fe del Cristo, etc.”

Dices: “Según reconozco estas enseñanzas a las que aludes son todas en las que basas tu fe, pero..... ¿Podrías asegurar al 100% que estas son completamente ciertas?”

Las que te pongo solo son algunas, ya sabes que no son todas. Permíteme que te responda con otra pregunta: ¿están estas enseñanzas establecidas por más de dos mil años o son enseñanzas que no están en las Escrituras? ¿A quién pues prestará tu corazón oídos? ¿Al que nada nuevo enseña o al que interpreta?

En una respuesta que te di te dije que aceptaba mi responsabilidad cristiana en lo que tiene que ver en mi enseñanza, aunque esta no es una mía como si se originase en mí, pero como otros enseñan otras cosas, hablamos así, y el efecto que tenía sobre otros su aplicación.

En otra parte me comprometí y firme, aunque por la ausencia de respuestas sin interés ninguno por parte de otros, creo eso habla de las motivaciones del corazón de cada cual, a firmar ante ustedes un manifiesto de intenciones con las siguientes clausulas:

1. “Que el motivo a declarar la Palabra a otros y por lo tanto la enseñanza que declaro a otros como verdadera, es solo fruto del amor hacia mi prójimo y por lo tanto solo ese es el principal fundamento de declarar como procedente de mi Dios, su Palabra, a mis hermanos y a mi prójimo.
2. Que en el caso de persistir en mi enseñanza como si fuese su Palabra y a pesar de la advertencia del hermano y que persevere en declarar a otros por lo tanto que lo que me expone el hermano es falso, y por lo tanto acepto las consecuencias que tenga de ello y por ello ante mi prójimo de la que ya he sido advertido por medio de su Palabra.
3. Que de persistir en el punto dos sin fundamento y en caso de que mi enseñanza tenga consecuencia sobre mi prójimo el que sean tenidas presentes en el futuro y al que le quité de las aguas de vida de la misma manera me sean quitadas en la misma proporción.”

¿Qué más quieres hermana? Como ya sabes solo Uno debe Juzgar todas las cosas, pero nadie más sincero que yo al mostrarlas a mi prójimo y esto no lo encontrarás en ningún foro. Solo el tiempo me dirá personalmente si las mismas son el resultado de un loco o son el producto de la espera, de mi preciado galardón. Si garantizase al 100 por cien mis declaraciones, me pondría al mismo nivel que el Señor, entonces tú seguirías mis palabras, ¿dónde estaría tu fe entonces? Tú debes seguir tu camino, todos convergen en el mismo lugar, pero tus tiempos no son los mismos que los míos, son sencillamente diferentes, ni mejores ni peores, terminarías siendo reo de mis propias declaraciones, en resumen es lo que sin decirlo muchos piensan en silencio, cuando en el Juicio sean juntados para el mismo, “es que el líder dijo y juro por los cielos”, y frases parecidas.

Me citas: “Los “falsos cristianos” o no obedientes se caracterizan por tener o afirmar tener un “plan divino”, pero en realidad mezclan la forma del sistema religioso cristiano con su propio sistema humano imperfecto en lo que ellos alegan es la verdad de un plan que solo ellos han encontrado en las Escrituras.”

Dices: “¿Este plan divino, que otros han discernido es incorrecto mientras tú te tomas la libertad de afirmar que las tuyas están "firmemente consolidadas" en la Palabra de Dios?”

Solo tienes que darte una vuelta y observar el amplio espectro que vas a encontrar tanto en grupos o confesiones religiosas, como en personas que viven su vivir cristiano de manera individual, no tengo nada que añadir, los unos se contradicen a los otros. En lo que dices de mí, no he dicho que mi enseñanza este firmemente consolidada, te he dicho y es algo completamente diferente que ciertas enseñanzas que he numerado, no todas, son ampliamente comentadas y habladas por el único con autoridad dentro de todos nosotros que nos hacemos llamar cristianos, la Biblia, Las Sagradas Escrituras, La Palabra o como lo quieras llamar. Te vuelvo a repetir porque pones unas palabras que no son mías: “las que están firmemente consolidadas por la Palabra”. ¡Ves la diferencia! De todas ya he hablado largamente dejando temas. Nada escondo a otros, de lo que ya me han acusado en otro momento.


Me citas de nuevo: “Así entonces, aunque cualquier falso cristiano de estos que afirman estar en libertad o cualquier "organización" el que hagan "bien" algunas cosas, que enseñen ciertas enseñanzas que son verdad, eso no es garantía de que tengan o cuenten con la aprobación de Dios. Ya que en todo caso sería una falacia cristiana su afirmación.”

Diciendo que es una declaración fuerte la que hago. No sé si es fuerte o no lo es, creo que realmente si por fuerza hablamos las que las tienen verdaderamente esa connotación son las palabras de Jesús y sus ayes. Esa afirmación es una realidad y sabes igualmente que lo que acabo de referir es verdad.

Y finalmente me dices: “Solo porque no mencionas nombres o denominación religiosa alguna no significa que algunos no nos demos por aludidos, tan solo por mencionar nuestra esperanza terrestre, ya nos incluyes, como hipócritas, en verdad creo solo te faltó decir "Gracias Dios, porque no soy como los otros hombres..."Luc. 18:11”.

Creo ya te he dado respuesta a todo y te lo explico con detenimiento. En otra parte de tu escrito y aunque ahora me dices esto que he sombreado, me has acusado de otra cosa, en señalar o manifestar algo en particular contra alguien en concreto. Si te ha resultado fuerte este tema de las palabras de Jesús, porque en mi declaración ultima que añades no veo el motivo de eso que me dices, entonces escucha a tu conciencia, si para combatir esa duda lo quieres exteriorizar sobre mí de esta forma, ya que no pruebas nada en tu escrito, solo acusaciones como te he puesto en evidencia sin fundamento. No lo voy a valorar.

Si te diriges hacia mí porque te has sentido soliviantada, pues realmente son palabras del Señor y no mías, los ayees no son gusto de nadie, realmente creo no te aplican en nada salvo lo que me has explicado de la esperanza que manifiestas y ya te he dado mi opinión como en otro momento lo hice, por lo tanto pienso que no hay otro motivo de disputa.

Pero me resulta curioso, ya que siempre veo el mismo hecho repetido en otros hermanos, nos molestan las afirmaciones de otros, en este caso las mías, aunque no van dirigidas a nadie en especial, pensamos que van contra nosotros en particular y decimos unas cosas pero nuestros actos demuestran otras, no le damos valor a las que decimos nosotros o las que por ausencia en comentarios nuestros de la misma manera aprobamos tácitamente. Los que ya me conocen saben que siempre actúo igual, no cambio mi manera de pensar sobre otros, y ni siquiera considero que otros hablen mal contra los que mantengo disputas doctrinales, esto muy a mi pesar, espero que sea por el bien de todos y que las conciencias sean sacudidas sería bajo mi punto de vista una buena señal. Lo peor es la indiferencia.

¡Pero realmente hermana tu conciencia no se ha molestado en lo más mínimo cuando comentan otros que la esperanza del cielo es una que solo tienen unos pocos como si fuese una preferencia personal! Y te dicen. “La Verdad se pierde…y otros que comentan sobre la Biblia, Ponen su entendimiento por delante de el de Dios.”. Y otro tipo de comentarios que no es necesario que te repita, ¿por esto tu conciencia no se perturbaba verdad?

Espero haberte respondido a todas tus preguntas, por otro lado como siempre intento hacer.

Su hermano.

José Mari







Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Serpientes! ¡Camada de víboras!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.