DIALOGOS EX-TESTIGOS DE JEHOVA
Bienvenido de vuelta, esperamos que aproveches al máximo nuestros temas.
LA LEY DE DAR Y RECIBIR

Vie Jul 08, 2016 7:56 pm por Kati B.

El dar y recibir es una ley universal, no es una opción de vida.    Desde que nacemos estamos sujetos a ésta pues de no ser asi no subsistiríamos, fuimos hechos para recibir.
        Cuando un bebé nace inmediatamente deberá comenzar a recibir alimento, atención y cuidado pues de otra forma morirá, sin embargo al proveérsele estas cosas sin ayudarle a ver  cómo recibir …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

EL DAR Y RECIBIR.....PRIMER MENSAJE

Vie Jul 08, 2016 12:25 am por Kati B.

La Biblia, como libro escrito por hombres de gran discernimiento y sabiduría provenientes de una relación estrecha con nuestro Creador, nos muestra verdades universales que consideradas con cuidado, nos ayudan a comprender las fuerzas que rigen nuestra existencia y la de las diversas formas de vida que comparten nuestro planeta, asi como la manera de armonizar con ellas para nuestra felicidad …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 2

LA CONSTANTE BUSQUEDA DEL CONOCIMIENTO DEL CREADOR.

Dom Jul 03, 2016 11:53 am por Kati B.

Este nuevo Foro lleva la finalidad de recibir y compartir la sabiduria encerrada en los libros de la Biblia y que como tesoros escondidos esperan ser revelados a cada uno de nosotros para nuestro adelanto en la busqueda del sentido de nuestra vida dentro del plan de Dios para su creación humana.
        Les invitamos de todo corazón a compartir sus pensamientos y sentimientos que serán de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Los posteadores más activos de la semana


Predicación sí, predicación no...

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Predicación sí, predicación no...

Mensaje por Invitado el Mar Jun 10, 2014 1:06 am

Predicar o predicación, significado.

Se conoce como Evangelización el acto de predicar el Evangelio de Jesús, es decir, de difundir el cristianismo. La predicación fue el único medio valido en el primer siglo de anunciar el mensaje del Evangelio, los Apóstoles fueron los autorizados o comisionados para ese fin. Pero no debemos olvidar que predicar era y es el compartir las “buenas nuevas” en la conversación personal, un intercambio de ideas, interacción y diálogo.

En el pasado al igual que en el presente, la predicación consiste en un mensaje proclamado por una persona, un grupo, iglesia o congregación para ganar al perdido y desarrollar la vida espiritual de los fieles. Por lo tanto, no solo haciendo hincapié en esto segundo, no es solo el medio para desarrollar y madurar la vida espiritual de los creyentes.

Fue por la persecución y no por la apostasía, por lo que los cristianos dejaron con el tiempo de predicar la Palabra en todo momento, así aparece en la historia de la Iglesia, siendo esto un proceso gradual que empezó:

1) Eran los apóstoles los que viajaban hacia donde estaban los cristianos dispersos para celebrar reuniones.
2) La proclamación pública dio paso mayormente a la predicación por métodos personales.

Jua 9:25 Mas él respondió y dijo: Si es pecador, no lo sé; una cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo.

3) Con el tiempo empezó a caer en desuso (la predicación), pero para el siglo IV el Evangelio había triunfado.

Por otro lado las reuniones entre cristianos siempre se han mantenido y se mantendrán, ya sea como en Mateo 18:20, o en grupos más numerosos:

Mat 18:20 Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Biblia de las Américas.

Mat 28:18 Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.
Mat 28:19 Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,
Mat 28:20 enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Tampoco es solo una defensa de nuestra fe ante los demás (1Pe 3:15).

En resumidas cuentas, la predicación tiene como medio de dar a conocer el Evangelio, mediante la exposición de la Biblia, usando todos los medios de comunicación al alcance. En la Biblia está el Evangelio y el Evangelio es de Jesucristo.

Todos los creyentes hemos sido llamados a testificar de Jesucristo y a proclamar el reino de Dios aquí en la tierra. En los evangelios esto se conoce como la gran comisión.

El significado de la palabra “predicar”, que nos interesa conocer:

Predicar (pɾeði'kaɾ) o predicación. Es usada en el Nuevo Testamento casi 60 veces, por ejemplo en Mateo: 3:1; Hechos 8:5; Romanos 10:8, etc.

1) Propagar unas ideas o una doctrina que se predica o enseñanza que se da con ella: los apóstoles se dedicaron a predicar el evangelio.
2) Difundir exponer largamente, hacer patente (una cosa), una idea haciéndola pública. Hay que predicar con el ejemplo.

Palabras con "predicación" en significado:

Evangelización: f. Predicación y divulgación del Evangelio y de la fe cristiana (las buenas nuevas, Lucas 4:18,19). Usada en casi 70 ocasiones, por ejemplo en Mateo 11:5; Lucas 3:18, etc.

La predicación es la comunicación de la verdad por el hombre a los hombres. A algunos por primera vez, en otros no.

1) La predicación incluye la propagación del Evangelio, la comunicación de la verdad (algunas por primera vez), contar las buenas nuevas a través de los hombres o mujeres, para hombres y mujeres (en cualquier lugar donde se tenga oportunidad de hacerlo).

Hch 11:19 Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que sobrevino cuando la muerte de Esteban, llegaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando la palabra a nadie, sino sólo a los judíos.

Eran compartidas siendo todos constructores de puentes unos entre nosotros, o como se realiza en la actualidad a través de la traducción de la Biblia a varios idiomas, para que el perdido sea salvo.

Luc 24:46 y les dijo: Así está escrito, que el Cristo padeciera y resucitara de entre los muertos al tercer día;
Luc 24:47 y que en su nombre se predicara el arrepentimiento para el perdón de los pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.

2) También la predicación de la Palabra a los creyentes para que sean fortalecidos y animados en la fe.

Pablo exhortó a Timoteo:

Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy.

2Ti 4:1 En la presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, por Su manifestación y por Su reino te encargo solemnemente:
2Ti 4:2 Predica la palabra. Insiste a tiempo y fuera de tiempo. Amonesta, reprende, exhorta con mucha (toda) paciencia e instrucción.

3) A la vez, en ambos casos, el mensaje del Evangelio es comunicado tanto por la palabra como por el ejemplo.

Tres principios hay envueltos en el mismo método de enseñanza, en el pasado y en el presente:

1) Exponer a través de los ojos del ser interior que todos somos al razonar a partir de las Escrituras.

2) Interpretar para que se entendiera el testimonio de Jesús.
Pablo dijo: Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. 1Cor.2:2

3) Interrogar, declarando las Buenas Nuevas del Reino de Jesús, para que así pudiera experimentar el poder del Evangelio en el pasado, presente y en el futuro.

Heb 1:1 Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas,
Heb 1:2 en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.

Las formas de compartir las buenas nuevas, comunicar la única esperanza posible en un mundo desesperanzado, por lo tanto serían el testimonio personal y la proclamación pública:

1) La presentación formal en reuniones regulares y organizadas:

Hch 17:1 Y pasando por Amfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos.
Hch 17:2 Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres sábados disputó con ellos de las Escrituras,
Hch 17:3 enseñando y exponiendo que era necesario que el Cristo padeciese y resucitase de los muertos; y que este Jesús, a quien yo os predico, decía él, es el Cristo.

2) La participación informal del evangelio por medio de predicadores laicos.

A todos sin distinción:

Mat 9:36 Y viendo las gentes, tuvo compasión de ellas; porque estaban derramadas y esparcidas como ovejas que no tienen pastor.
Mat 9:37 Entonces dice a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos.
Mat 9:38 Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.

3) La comunicación del evangelio por todos los medios y en todos los lugares.

Hch 5:42 Y todos los días, en el templo y de casa en casa, no cesaban de enseñar y predicar a Jesús como el Cristo.

Por lo tanto sería un error pensar que la predicación solo tiene cabida desde un púlpito, o como si Dios hubiese escogido de en medio de la Iglesia a un grupo de hombres y mujeres con la tarea específica de ser portavoces y anunciadores del Evangelio, así como la predicación solo de “puerta en puerta”, como hacen algunos.

De la misma manera que es incorrecto decir que la predicación solo es impartida por personas cualificadas “por ellos mismos” (clérigos profesionales), como que el servicio sagrado sea un número determinado de horas de predicación a la semana, olvidando que el mismo es un servicio de 24 horas al día en la vida del cristiano por 365 días al año, hasta el final de nuestras vidas.

Desde el Pentecostés (Hechos 2:14-42), sigue siendo el mismo modelo en la actualidad:

1) Proclamando públicamente el mensaje del Evangelio donde quieran que iban.
2) Estableciendo pequeños grupos organizados para propagar el Evangelio.
3) Predicación que se celebraba en horarios y lugares establecidos.

Con la persecución se forzó a los creyentes a utilizar otros métodos, introduciendo el testimonio personal.

Hch 8:4 Pero los que fueron esparcidos, iban por todas partes predicando la palabra.

¿Cuál fue el poder su obra o predicación?

Hch 17:6 Al no encontrarlos, arrastraron a Jasón y a algunos de los hermanos ante las autoridades de la ciudad, gritando: "Esos que han trastornado al mundo han venido acá también;

“El Dios que con voz audible habló a Adán, Noé, Abraham y a otros personajes bíblicos, todavía continúa hablando por medio de la predicación, empleando el elemento humano para entrar en conversación con la humanidad. Los métodos de Dios de hablar al ser humano han sido muy variados: voz audible, a través del profeta, en sueños, visiones, escritos sagrados, visitaciones angelicales y muchas otras maneras. Dios puede salvar al pecador a través del medio que a Él le plazca escoger. Jesús fue la Palabra divina hecha carne por medio de la cual Dios habló a la humanidad. La Biblia es la Palabra de Dios inspirada a hombres santos por la cual Dios continúa hablando. La predicación cristiana no es sino un evento en el cual Dios usa seres humanos que han sido llamados y comisionados como instrumentos para transmitir este mensaje al hombre.”

2Co 5:20 Por tanto, somos embajadores de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros; en nombre de Cristo os rogamos: ¡Reconciliaos con Dios!

“De igual manera, la predicación recibe su autoridad de parte de Dios. Esa autoridad se desprende el hecho de que es un mensaje que está arraigado en lo que Dios ha dicho. Aún más, es un hecho que la autoridad inherente de la predicación es el resultado de la presencia misma de Dios en el acto de la predicación. La predicación es autoritaria porque el que predica no es el hombre, sino Dios a través del predicador, de modo que la palabra predicada viene a ser verdaderamente Palabra de Dios. La autoridad de la predicación “es de parte de Dios”. Karl Barth (Teología de la Predicación)”.

Resumiendo.

“Predicar no es otra cosa sino dar un mensaje de parte de Dios. Por lo menos eso es lo que se espera de un predicador. El predicador es un mensajero con la tarea de dar a otros el mensaje que Dios le ha conferido. El mayor peligro y la peor presunción es dar nuestro mensaje y no el mensaje de Dios. Cuando el mensajero se predica a sí mismo, hablando de sus hechos y experiencias a expensas de los hechos y dichos de Dios, corre el grave peligro de predicar su propio evangelio.”

El evangelio es pregunta y respuesta. Es mensaje y es objetiva (la salvación).

Hch 16:30 y después de sacarlos, dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?
Hch 16:31 Ellos respondieron: Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y toda tu casa.
Hch 16:32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.

Si estos cristianos del primer siglo dejaron “todo” en pos de la declaración del Evangelio, incluso llegando al mismo martirio y muerte. ¿Por qué nosotros, a los que no se nos pide nada parecido no deberíamos, por la Fe, la esperanza y el Amor hacia nuestro prójimo, el declarar las Buenas Nuevas por necesidad para salvación tanto del que escucha como del que predica?

Unos sí:

Hch 17:4 Y algunos de ellos creyeron y se juntaron con Pablo y con Silas; y de los griegos piadosos gran multitud, y mujeres nobles no pocas.

Otros no:

Hch 17:5 Pero los judíos que no eran creyentes, llenos de envidia, tomaron consigo a unos hombres perversos, de lo peor, y juntando una turba, alborotaron la ciudad; y asaltando la casa de Jasón, procuraban sacarlos al pueblo.

Siendo la finalidad de la predicación:

Rom 10:13 porque: TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERA SALVO.
Rom 10:14 ¿Cómo, pues invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿y cómo creerán a aquel de quien no han oído? ¿y cómo oirán sin haber quien les predique?
Rom 10:15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? ¡Cómo está escrito: ¬Cuán hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio de la paz, de los que anuncian el evangelio de los bienes!
Rom 10:16 Más no todos obedecen al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio?
Rom 10:17 Luego la fe es por el oír; y el oír por la palabra de Dios.
Rom 10:18 Más digo: ¿No han oído? Antes bien, Por toda la tierra ha salido la fama de ellos, Y hasta los cabos de la redondez de la tierra las palabras de ellos.

CONCLUSIÓN.

En 1 Corintios 1:21 leemos: Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

Hoy en día el mundo continúa considerando la predicación como una locura. Se piensa de los predicadores como individuos con perturbaciones mentales. Los cuales viven en un mundo de irrealidades y fantasías religiosas. Decidir qué manera usará el cristiano para proclamar las Buenas Nuevas es una decisión personal, bajo la guía del espíritu de Dios y del Señor. La predicación ha estado siempre presente en el ADN de la Iglesia primitiva y que siempre usó para cumplir eficazmente la comisión dada por Jesús.

De la misma MANERA QUE NO QUEREMOS QUE GRUPOS RELIGIOSOS QUE SE HACEN LLAMAR CRISTIANOS VERDADEROS, NOS MENOSPRECIEN O TACHEN CON UN “SAMBENITO DETERMINADO”, DE LA MISMA MANERA NOSOTROS NO DEBERIAMOS JUZGAR SU FORMA DE REUNIRSE O SU PREDICACIÓN, como si no fuese la correcta, porque:

Rom 14:4 ¿Quién eres tú para juzgar al criado de otro? Para su propio amo está en pie o cae, y en pie se mantendrá, porque poderoso es el Señor para sostenerlo en pie.

No olvidemos que la predicación ha tenido, tiene y tendrá un papel fundamental en nuestras vidas como cristianos, con mucho más motivo a medida que se acerqué el día del Juicio Final, siendo ahora un mensaje de esperanza. La predicación no ha terminado y no terminará hasta el fin, y eso no quiere decir que tenga que ser a través de algo organizado o más allá de las personas individualmente, porque si no estoy en un grupo en concreto eso no me exime de mi carga de responsabilidad como tal.

Tampoco, la justificación de mi salvación, como si por mi fuese el hacerlo por mi propia voluntad y méritos. Todos somos comisionados como ministros de Dios, por lo tanto es un ofrecimiento que todo cristiano tiene que escoger de buena gana, y eso nos autoriza como ayudantes del Cristo en la propagación del Evangelio.

En caso contrario:

Luc 19:40 Respondiendo El, dijo: Os digo que si éstos callan, las piedras clamarán.

Para vergüenza nuestra y de nuestra “desnudez” como cristianos.

Dios puede salvar al pecador a través del medio que a Él le plazca escoger.

Hch 19:8 Y entrando en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, disputando y persuadiendo acerca del reino de Dios.
Hch 19:9 Pero cuando algunos se endurecieron y no creyeron, sino que maldijeron el Camino delante de la multitud, él se apartó de ellos y apartó a los discípulos, disputando cada día en la escuela de un tal Tyrano.
Hch 19:10 Esto continuó por dos años, de manera que todos los que vivían en Asia (provincia occidental de Asia Menor) oyeron la palabra del Señor, tanto Judíos como Griegos.

Tal vez a un familiar, a un amigo, a un vecino, en el trabajo, a la vuelta de la esquina, ¡quién sabe!, infinidad de momentos y oportunidades. Porque si en nosotros se hayan tantas dudas, ¿qué decir de los incrédulos? Qué forma más bonita de mostrar esa Fe, ese Amor: ¡alimento físico al necesitado y alimento espiritual al sediento!

Compartiendo junto a ellos nuestra Esperanza. La obra de predicar de casa en casa, es una forma de propagar el Evangelio relativamente moderna, testigos de Jehová, mormones, etc. lo hacen de esa manera. Si observamos con detenimiento el primer siglo, la predicación se realizaba en público (sinagogas, mercados, etc.), o en casas en las cuales además se compartían comidas y hospitalidad cristiana, por lo general personas que ya habían mostrado previamente especial interés por la Fe del Señor.

En ningún relato bíblico vamos a encontrar un indicativo de que dos personas iban tocando las puertas de las casas de ciudad en ciudad ofreciendo tratados, o Biblias como hacen en la actualidad.

Por otro lado se transmitía de forma poco elaborada e improvisada, por ejemplo a los esclavos, muchos de estos sometidos a sus amos, siendo la gran mayoría de ellos en el tiempo de los romanos. Pocas revisitas se podrían hacer entonces, ¿verdad? Por lo tanto la predicación que realizan de casa en casa, es relativamente nueva, adaptada a los tiempos en los que estamos, Internet sería otra posibilidad, como ya lo fue la radio o la televisión. Recordemos por ejemplo, que los testigos de Jehová adaptaron al principio su predicación con el Fotodrama de la Creación, algo muy novedoso para su época.

Siendo el único medio durante muchos siglos de nuestra historia, desde que Jesús se presentó y murió por nosotros, la traducción y divulgación de la Biblia, dejando solo a unas pocas personas para la obra misional en especial a otras tribus, pueblos y naciones.

El atril de las diferentes Iglesias con el tiempo desplazo a esa predicación tan personal e individual, siendo estos los únicos que terminaron realizando la obra de predicación o evangelización, eclipsando la individualidad de la que hablan las Escrituras de cara al Creador, como si estas personas solo fuesen las que deberían realizar dicha misión. Por lo tanto la predicación no solo se ha adaptado a los tiempos en los que nos movemos, si no que sigue vigente. La diferencia es que en el primer siglo los primeros cristianos demostraron celo por esa obra, siguiendo instrucciones del Maestro, y en la actualidad muchos estamos algo confundidos al respecto. La predicación no ha terminado, porque no se realiza de la misma manera que entonces, al menos ahora hay más herramientas.


Por otro lado, conocemos en apariencia. Por ejemplo, muchos de nosotros hemos escuchado lo que significa el Islam pero pocos conocen lo que hay envuelto en verdad en esa fe, porque son también personas de fe y personas espirituales como nosotros. Los cristianos hoy día componemos un tercio del espectro de los más de siete mil millones de seres en la actualidad. Que haya evidencia manifiesta de los cristianos en todo el mundo, no por ello nos indica que conozcan su mensaje.

Esa es la diferencia en esencia con el primer siglo, al principio el campo era virgen, en la actualidad principalmente hay que vigilar y estar atento a su cosecha. La defensa de nuestras creencias no es el fin. Los primeros cristianos no esperaban que nadie les preguntase, sino más bien ellos buscaban, esa es la diferencia con la actualidad, muchos esperamos, y en nuestra espera desesperamos. Muchas formas de predicación se realizan, tal vez en plazas públicas o mercados, seguramente muchos conocieron o empezaron a saber del Señor de manera informal, otros a través de un familiar, otros tal vez por la “obra de casa en casa”. De la misma manera se puede hablar sobre el reunirse en el primer siglo con respecto a nosotros. El poder medir con nuestra propia vara de medir, el límite del cual no deberíamos traspasar la línea, tal vez y seguramente con la orientación de otros hermanos, que la predicación no admite matices solo formas de expresión.

Las iglesias u organizaciones religiosas, son sólo medios, ayudas, una oportunidad para asociación, etc., pero no son fines en sí mismos. No tenemos que adaptar nada a nuestro antojo, porque todo siempre ha estado ahí. Todos somos instrumentos en manos del Señor, vasos de barro en sus manos. El fin y el centro del cristianismo es sólo Cristo Jesús. Las diferentes Iglesias u organizaciones religiosas son medios al alcance de personas incrédulas para que al final sean perfeccionadas, tal vez como lo somos nosotros ahora. No debemos olvidar que en ellas están muchos de nuestros hermanos. Cuando el huevo que protege al pollito, al final de los días, desaparezca y no tengan el falso sentido de la fina capa de su protección, verán cuan frágiles somos todos delante del Señor.

¿Qué significa servir a Dios?

Heb 13:15 Por tanto, ofrezcamos continuamente mediante El, sacrificio de alabanza a Dios, es decir, el fruto de labios que confiesan su nombre.
Heb 13:16 Y no os olvidéis de hacer el bien y de la ayuda mutua, porque de tales sacrificios se agrada Dios.

Las Escrituras hablan de “sacrificios a Dios” que comprenden no solamente “el fruto de labios que hacen declaración pública de su nombre”, sino también “el hacer el bien y el compartir cosas con otros, porque dichos sacrificios le son de agrado a Dios”.

El servicio a Dios o “servicio sagrado” no es algo que ocupe solo parte de nuestra vida, no está limitado solo a la predicación como tampoco a cierto número de actividades, por muy bondadosas que resulten sino que abarca todo aspecto de nuestro vivir diario.

1Co 10:31 Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

¿Qué abarca este servicio?

Rom 12:1 Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable a Dios, que es vuestro culto racional.
Rom 12:2 Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.

Son muchos los factores que están incluidos en eso, Dios siempre nos ha dado libertad para que nuestra propia conciencia decida y no por otros, pero es nuestro corazón el factor clave para determinar si lo que uno hace es realmente “servicio sagrado” o no lo es.

Col 3:17 Y todo lo que hacéis, de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de El a Dios el Padre.
Col 3:23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres,

Predicar las buenas nuevas, no es hacerlo por unas horas a la semana como si uno fuese obligado o de mala gana y que por esto mismo mi fe fuese pesada en una balanza hecha de manos humanas y recompensada con la salvación, como si fuese un asalariado que quisiera obtener una “justa paga” y pensar que por las mismas obras de uno, se puede destronar de su pedestal, a la salvación por medio de la Fe.

Ya que pareciendo lo mismo no es lo mismo. Es ese el efecto que producen estas disposiciones organizacionales—que definen ‘lo que es servicio sagrado a Dios y lo que no lo es’.

¡No!, la respuesta a todo es predicar, ¿cómo? por el modo en que llevaremos a cabo nuestra labor diaria, poniendo nuestro corazón en lo que hagamos “como para el Señor y no para los hombres”, esa es la diferencia importante en todo esto.

Flp 3:3 porque nosotros somos la verdadera circuncisión, que adoramos en el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no poniendo la confianza en la carne,

La compasión y predicación son importantes y vitales para el cristiano a lo largo de toda su historia, una no puede vivir sin la otra.

Es desazonador el poder contemplar como hermanos de experiencia en el Señor, hacen ver que el Amor, la Fe y la esperanza es suficiente, como si las obras de misericordia fuese lo importante, otros como si las obras, a través solo de la predicación fuese lo verdaderamente significativo, y en resumen dejando como algo accesorio, ambas cuestiones. Cuando descubrimos la verdadera motivación de cada una de estas apreciadas “piezas de nuestra esencia” (amor, esperanza, fe), ¡seguro que las tres al unísono! Notamos su resultado, agitan a lo otra, que es su reflejo, la predicación.

Nuestra atención debe venir cuando el Amor, la Fe y la esperanza no se amarra, no se pega, no se ensambla a nuestra dedicación mediante la propagación de las buenas nuevas del Reino de Dios y de su Hijo, una motivación correcta en nuestra vida cotidiana y en nuestras actividades diarias.

Si nosotros cristianos, estimamos como “todos”, a través de los ojos del mundo, por ejemplo, que Mahatma Gandhi fue un ser excepcional.

Mat 5:45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos; porque El hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos.
Mat 5:46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen también lo mismo los recaudadores de impuestos?
Mat 5:47 Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis más que otros? ¿No hacen también lo mismo los gentiles?
Mat 5:48 Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.

Pero si a la vez pudiéramos llegar a especular con que Juan el Bautista fue un alocado, nuestra desviación es más que evidente.

Mat 11:11 En verdad os digo que entre los nacidos de mujer no se ha levantado nadie mayor que Juan el Bautista; sin embargo, el más pequeño en el reino de los cielos es mayor que él.

Romanos capítulo 12 describe muy bien el sentir cristiano:

Rom 12:3 Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense más alto de sí que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, según la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno.
Rom 12:4 Pues así como en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función,
Rom 12:5 así nosotros, que somos muchos, somos un cuerpo en Cristo e individualmente miembros los unos de los otros.
Rom 12:6 Pero teniendo dones que difieren, según la gracia que nos ha sido dada, usémoslos: si el de profecía, úsese en proporción a la fe;
Rom 12:7 si el de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza;
Rom 12:8 el que exhorta, en la exhortación; el que da, con liberalidad; el que dirige, con diligencia; el que muestra misericordia, con alegría.
Rom 12:9 El amor sea sin hipocresía; aborreciendo lo malo, aplicándoos a lo bueno.
Rom 12:10 Sed afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, daos preferencia unos a otros;
Rom 12:11 no seáis perezosos en lo que requiere diligencia; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor,
Rom 12:12 gozándoos en la esperanza, perseverando en el sufrimiento, dedicados a la oración,
Rom 12:13 contribuyendo para las necesidades de los santos, practicando la hospitalidad.
Rom 12:14 Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.
Rom 12:15 Gozaos con los que se gozan y llorad con los que lloran.
Rom 12:16 Tened el mismo sentir unos con otros; no seáis altivos en vuestro pensar, sino condescendiendo con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.
Rom 12:17 Nunca paguéis a nadie mal por mal. Respetad lo bueno delante de todos los hombres.
Rom 12:18 Si es posible, en cuanto de vosotros dependa, estad en paz con todos los hombres.
Rom 12:19 Amados, nunca os venguéis vosotros mismos, sino dad lugar a la ira de Dios, porque escrito está: MIA ES LA VENGANZA, YO PAGARE, dice el Señor.
Rom 12:20 PERO SI TU ENEMIGO TIENE HAMBRE, DALE DE COMER; Y SI TIENE SED, DALE DE BEBER, PORQUE HACIENDO ESTO, CARBONES ENCENDIDOS AMONTONARAS SOBRE SU CABEZA.
Rom 12:21 No seas vencido por el mal, sino vence con el bien el mal.

“No solo de pan vive el hombre”.

Parábola sobre los denarios. (Mateo 25:14-30).

Sí tiene explicación está parábola porque la da el mismo Jesús. No tiene nada que ver con los dones sino con la manera de oír (1 acción) (Luc 8:18 Por tanto, tened cuidado de cómo oís).

Tiene que ver con la conducta cristiana, basada en la libre voluntad de hacer en base a ese conocimiento. (2 acción, predicación). (En oposición a Mat 25:26 "Siervo malo y perezoso”).

No tiene extensión sobre otros humanos que no sean cristianos (Mateo 25:14, “llamó a sus siervos y les encomendó sus bienes.”).

La pregunta entonces sería ¿qué es lo que se les quita a algunos y se les da otros, siendo los que más tienen los que más reciben y los que poco tienen a un lo perderán?

Los que pierden todo (la propia vida):

Mat 25:30 Y al siervo inútil, echadlo en las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes.

Mat 25:33 Y pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda.

Los que ganan pues, ¿qué reciben?

Mat 25:34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: "Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.


¿De qué trata todo?

Mat 13:11 Y respondiendo El, les dijo: Porque a vosotros se os ha concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no se les ha concedido.
Mat 13:12 Porque a cualquiera que tiene, se le dará más, y tendrá en abundancia; pero a cualquiera que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.

Predicación versus salvación.

Hch 2:17 Y SUCEDERA EN LOS ULTIMOS DIAS--dice Dios-- QUE DERRAMARE DE MI ESPIRITU SOBRE TODA CARNE; Y VUESTROS HIJOS Y VUESTRAS HIJAS PROFETIZARAN, VUESTROS JOVENES VERAN VISIONES, Y VUESTROS ANCIANOS SOÑARAN SUEÑOS;
Hch 2:18 Y AUN SOBRE MIS SIERVOS Y SOBRE MIS SIERVAS DERRAMARE DE MI ESPIRITU EN ESOS DIAS, y profetizarán.
Hch 2:19 Y MOSTRARE PRODIGIOS ARRIBA EN EL CIELO Y SEÑALES ABAJO EN LA TIERRA: SANGRE, FUEGO Y COLUMNA DE HUMO.
Hch 2:20 EL SOL SE CONVERTIRA EN TINIEBLAS Y LA LUNA EN SANGRE, ANTES QUE VENGA EL DIA GRANDE Y GLORIOSO DEL SEÑOR.
Hch 2:21 Y SUCEDERA QUE TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERA SALVO.

Esto tuvo un cumplimiento parcial en el Pentecostés, pero por los vers. del 19 al 21, podemos apreciar que habla del tiempo del “Día Grande y Glorioso del Señor”, el v. 21 dice que “todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo”. El nombre no es lo mágico sino lo que implica conocer al Señor, conocer a Dios. Pero para conocer antes alguien tiene que oír y esto a través de otros, en el v. 17 dice que también se derramará su espíritu, el mismo que se derramó en el Pentecostés y que estimuló a la mayor predicación que ha habido sobre la Tierra.

Si no Noé predicó un día de Justicia por parte de Dios para la humanidad, según nos acerquemos a ese Grandioso Día, ¿por qué no íbamos a tener esa misión los cristianos que ya tenemos el conocimiento apropiado de las cosas?

¿Por qué no pudiera ser entonces la aplicación de Mateo 24:14?

Es curioso, cuando ha habido en la historia de las diferentes iglesias un avivamiento es o ha sido cuando sus mismo feligreses se han ocupado de esa propagación del Evangelio. Ahora asistimos a que se están secando las aguas y la luz de las instituciones religiosas si no lo han hecho ya, pero al mismo tiempo estamos en la actualidad en un tiempo de avivamiento sin precedentes en el mundo “cristiano”, tal vez y dependiendo de nuestra zona geográfica no seamos conscientes, pero la evidencia es la que es.

Pero si uno observa con detenimiento, Dios espera siempre algo más de nosotros. Como definición del Amor, siendo Dios la personificación del mismo, nos dice entre otras cosas: “el amor… todas las cosas las espera”.

La predicación (esto es la propagación a través de cualquier medio) de la Palabra, nunca ha terminado ni terminará. El mandato es dado por el Señor, la prueba bíblica es evidente, no hace falta añadir comentarios para explicar lo que ya se explica por sí solo. Cuando el pueblo de Israel cruzó el Mar Rojo, seguro que su Fe les hervía por dentro, con el tiempo, al poco tiempo lo mismo ya no era así. Cuando empezó la predicación en el primer siglo y aquellos que vieron y contemplaron a Jesús, ¿cómo era su fe? Muchos vendieron sus posesiones, muchos murieron por la Palabra, ¿qué ocurrió al poco tiempo? Muchos se ocultaban, muchos tenían una actitud parecida, contemplativa, a la de nuestros días. Tal vez porque las circunstancias les obligaban como a nosotros hoy día.

Seguro que el Espíritu obrará con poder como lo hizo en el pasado y así lo hará en el futuro, pero no cabe duda de que la predicación ha sido y será con toda seguridad mucho antes del Fin de los días, no solo durante o después. Solo falta darse una vuelta y pasear por las páginas del Apocalipsis para ver que así será. Entonces posiblemente, seamos en un futuro cercano por nuestro celo como lo fueron nuestros hermanos en la antigüedad.

Rom 10:8 Más, ¿qué dice? CERCA DE TI ESTA LA PALABRA, EN TU BOCA Y EN TU CORAZON, es decir, la palabra de fe que predicamos:
Rom 10:9 que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo;
Rom 10:10 porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación.
Rom 10:11 Pues la Escritura dice: TODO EL QUE CREE EN EL NO SERA AVERGONZADO.
Rom 10:12 Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el mismo Señor es Señor de todos, abundando en riquezas para todos los que le invocan;
Rom 10:13 porque: TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERA SALVO.
Rom 10:14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?
Rom 10:15 ¿Y cómo predicarán si no son enviados? Tal como está escrito: ¡CUAN HERMOSOS SON LOS PIES DE LOS QUE ANUNCIAN EL EVANGELIO DEL BIEN!
Rom 10:16 Sin embargo, no todos hicieron caso al evangelio, porque Isaías dice: SEÑOR, ¿QUIEN HA CREIDO A NUESTRO ANUNCIO?
Rom 10:17 Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo.
Rom 10:18 Pero yo digo, ¿acaso nunca han oído? Ciertamente que sí: POR TODA LA TIERRA HA SALIDO SU VOZ, Y HASTA LOS CONFINES DEL MUNDO SUS PALABRAS.
Rom 10:19 Y añado: ¿Acaso Israel no sabía? En primer lugar, Moisés dice: YO OS PROVOCARE A CELOS CON UN pueblo QUE NO ES PUEBLO; CON UN PUEBLO SIN ENTENDIMIENTO OS PROVOCARE A IRA.
Rom 10:20 E Isaías es muy osado, y dice: FUI HALLADO POR LOS QUE NO ME BUSCABAN; ME MANIFESTE A LOS QUE NO PREGUNTABAN POR MI.

Su hermano.

José Mari






Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.