DIALOGOS EX-TESTIGOS DE JEHOVA
Bienvenido de vuelta, esperamos que aproveches al máximo nuestros temas.
LA LEY DE DAR Y RECIBIR

Vie Jul 08, 2016 7:56 pm por Kati B.

El dar y recibir es una ley universal, no es una opción de vida.    Desde que nacemos estamos sujetos a ésta pues de no ser asi no subsistiríamos, fuimos hechos para recibir.
        Cuando un bebé nace inmediatamente deberá comenzar a recibir alimento, atención y cuidado pues de otra forma morirá, sin embargo al proveérsele estas cosas sin ayudarle a ver  cómo recibir …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

EL DAR Y RECIBIR.....PRIMER MENSAJE

Vie Jul 08, 2016 12:25 am por Kati B.

La Biblia, como libro escrito por hombres de gran discernimiento y sabiduría provenientes de una relación estrecha con nuestro Creador, nos muestra verdades universales que consideradas con cuidado, nos ayudan a comprender las fuerzas que rigen nuestra existencia y la de las diversas formas de vida que comparten nuestro planeta, asi como la manera de armonizar con ellas para nuestra felicidad …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 2

LA CONSTANTE BUSQUEDA DEL CONOCIMIENTO DEL CREADOR.

Dom Jul 03, 2016 11:53 am por Kati B.

Este nuevo Foro lleva la finalidad de recibir y compartir la sabiduria encerrada en los libros de la Biblia y que como tesoros escondidos esperan ser revelados a cada uno de nosotros para nuestro adelanto en la busqueda del sentido de nuestra vida dentro del plan de Dios para su creación humana.
        Les invitamos de todo corazón a compartir sus pensamientos y sentimientos que serán de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Los posteadores más activos de la semana


La oración. ¿Una antena hacia a Dios?

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La oración. ¿Una antena hacia a Dios?

Mensaje por Invitado el Mar Jun 03, 2014 3:36 pm

El Colegio Militar de la Nacional declara:

“Hoy la importancia de las comunicaciones adquiere un valor superlativo, no se concibe un campo de batalla sin seguros, flexibles y rápidos sistemas de telecomunicaciones donde la información y el conocimiento se convierten en un recurso crucial.”

Por lo tanto si quieres ganar una batalla deberías proteger y cuidar tus comunicaciones con tu campamento base por decirlo de alguna manera, si pierdes esa comunicación fracasarás en tu empeño.

De la misma manera si alguien corta, distrae o intenta impedir que tengas tu equipo de comunicación y antena orientada directamente y en la buena dirección hacia el Creador, nuestro Dios, tu misión como cristiano fracasará y permanecerás aislado.

El servicio sagrado del cristiano es de 24 horas los 365 días del año, quién piense que es solo un día determinado de la semana en el que se da culto o que haga algo que le manda su iglesia estará pues errando, curiosamente esto es lo que afirman la inmensa mayoría de iglesias de las cuales después hablamos esto y aquello.

No es mi intención dar consideración al servicio sagrado, (que es o no es), pero si dejar mí sentir en que mi servicio es completo y si la oración forma parte del culto que se da en tu Iglesia también lo es el silencio en mi casa. No voy a ningún templo o iglesia hecha de manos sino que solicito mediante oración que Dios mediante la sangre de su Hijo visite mi ser (mi templo no hecho de manos) mediante su Espíritu.

Por otro lado si tú lector, terminas tu oración con una frase o conclusión “en el nombre” sin darle o mostrarle el consabido interés o lugar que tiene para nosotros cristianos, como si fuese una fórmula mágica, será tu responsabilidad y no la mía.

Mediante este pequeño artículo que mediante vuestra paciencia y amor comparto, creo que no deja lugar a ningún género de dudas bajo mi humilde opinión de que la oración solo debe ser dirigida al Padre mediante el Hijo, no ha Jesús directamente. No se necesitan intérpretes, al menos no los buscaré ya que la Palabra habla y es muy elocuente.

¿El Jesús abogado?

1Jn 2:1 Hijitos míos, os escribo estas cosas para que no pequéis. Y si alguno peca, Abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

¿De qué pecados nos habla por lo cual tener un abogado? Más adelante el capítulo muestra cuales son: el que aborrece a su hermano, el que ama el mundo, el que apostata de la fe, el mentiroso, el que trata de engañar. Seguro que son pecados que el pecador no reconocerá, pero aún en ese caso tenemos la ayuda de Jesús (abogado), el que intercede por todos, también por los pecadores aún sin saberlo ellos. Pero no nos está hablando de una condición pecaminosa inherente a nosotros sino de cosas serias que pudieran constituir un juicio en vida por nuestros actos (siendo nuestro abogado Jesús). Por lo tanto tenemos un acusador que somos nosotros mismos por nuestras faltas, un defensor (Jesús) y un Juez, Dios. En resumen eran cristianos (2:1), “os escribo”. No nos habla de otras personas, aquellos que no son creyentes, sino de los creyentes (hijitos). Por lo tanto la figura como abogado de Jesús se da para los cristianos y sobre estos de los que cometen grandes pecados que son alistados en (2:1) y en otras partes de las Escrituras. Por ejemplo la figura del “abogado”, Jesús, aún en vida se puede apreciar con Judas el traidor (Juan 17:12). Pero si vemos un abogado para los creyentes ¿existirá un abogado para los que no lo son? No solo no vemos la figura de ese abogado en las Escrituras para los que no lo son sino que el único defensor que queda y justifica es la sangre de Cristo pero como rescate y no como abogado. Por lo tanto tenemos un rescate y medio de salvación para todos y un abogado o defensor no sobre simples pecados sino contra graves pecados cometidos tras haber recibido a Jesús, por nuestra fe, por lo tanto de los cristianos que pecan.


Por otro lado, ¿existió siempre la figura del abogado? Parece ser que no. Por ejemplo en Grecia:

“En el Areópago hubo un tiempo en que no se permitió que asistiesen abogados: el reo o las partes exponían sencillamente y sin floreos su acción.”

La pregunta que nos deberíamos hacer es: ¿son textos aislados o son en sí mismos estos textos toda una evidencia? O lo que es lo mismo porque vamos a cambiar la evidencia, lo que la Palabra dice por interpretar solo y por poner un ejemplo en cuatro textos, que por otro lado podemos leer de manera natural sin forzar su lectura.

Sobre la oración.

Algunos definen la oración religiosa como “el acto de comunicarse con Dios, ya sea para ofrecer pleitesía, hacer una petición o simplemente expresar los pensamientos y las emociones personales.” Y sobre su significado. “Las diversas palabras hebreas y griegas relacionadas con la oración transmiten ideas tales como pedir, solicitar, rogar, suplicar, instar con ruegos, implorar, buscar, inquirir, así como alabar, dar gracias y bendecir.”

¿Quién escucha la oración?

(Sl 5:1, 2; 65:2; 66:19).

¿Cómo hay que orar?

LBLA
Mat 6:9 Vosotros, pues, orad de esta manera: "Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.
Mat_18:19 Además os digo, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
Jua 15:16 Vosotros no me escogisteis a mí, sino que yo os escogí a vosotros, y os designé para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda.
Jua 16:23 En aquel día no me preguntaréis nada. En verdad, en verdad os digo: si pedís algo al Padre, os lo dará en mi nombre.
Jua 16:24 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea completo.

En el AT los judíos pedían a Dios en oración directamente y mediante sacrificios rituales, pero ahora la cosa cambia ya que se pide a través de Jesús (NT), (16:24), “pedir en mi nombre”, no dice directamente a mí. (Comparar con Lucas 18:10-14).

¿A quién dice Jesús que hay que orar?

Al Padre (Mateo 6:9; 18:19; Juan 15:16; 16:23, 24).

¿Ante quién dice Pablo que dobla sus rodillas?

Ante el Padre (3:14).

Efe 3:14 Por esta causa, pues, doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo,
Efe 3:15 de quien recibe nombre toda familia en el cielo y en la tierra,

¿Según Pablo, quién es el que concede o da?

El Padre (3:14) por su Espíritu (3:16). Dios concede por su Espíritu que el Cristo more en nuestros corazones.

Efe 3:16 que os conceda, conforme a las riquezas de su gloria, ser fortalecidos con poder por su Espíritu en el hombre interior;
Efe 3:17 de manera que Cristo more por la fe en vuestros corazones; y que arraigados y cimentados en amor,
Efe 3:18 seáis capaces de comprender con todos los santos cuál es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad,
Efe 3:19 y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento, para que seáis llenos hasta la medida de toda la plenitud de Dios.

¿A quién dice el Apóstol que hay que orar?

- Al Padre ante el cual dobla sus rodillas (3:14).
- Al Padre que es el que concede por su Espíritu (3:16).
- Efe 3:20 Y a aquel que es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros,
- Al Padre que es poderoso para darnos lo que pedimos. (3:20)

¿Cómo se realiza esto?

Mediante el acto de la oración.

Efe 3:21 a Él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén.

Y para que no nos quepa la menor duda de a quién dirigir la oración se distingue entre el Padre (a quién hay que dirigir la oración) y Jesús:

- Padre de nuestro Señor (3:14).
- Dios concede por su Espíritu que el Cristo more en nuestros corazones (3:17).
- Al Padre sea la gloria y en Jesús (3:21).

Amén (3:21) significa «así sea», con un sentido aprobatorio, o «así es», como símbolo de reafirmación (por ejemplo, de la fe) y se utiliza generalmente como fórmula para concluir las oraciones.

Fuente Wikipedia: “Decir amén es proclamar que se tiene por verdadero lo que se acaba de decir, con miras a ratificar una proposición o a unirse a una plegaria. Por eso, expresado en forma conjunta o grupal en el ámbito de un servicio divino u oficio religioso también significa ‘estar de acuerdo’ con lo expresado en tal ocasión.”

Mediante la oración se expresa gloria al Padre (por ejemplo en la oración y canto de la misa católica y de los cristianos orientales con la que se alaba a Dios: el gloria comienza con las palabras ''gloria a Dios Padre Todopoderoso´´). (3:21)

Y Jesús (es el amén por cual se realizan todas las cosas, por lo tanto el medio).

Apo 3:14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: "El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el Principio de la creación de Dios, dice esto:

Por lo tanto en la oración uno pide al Padre mediante el Amén (Jesús). Uno no pide al Amén directamente. Al menos eso no dice la Palabra.

Uno pide al Padre por medio de la sangre de Jesús, ofrecida a Dios en sacrificio:

Heb 10:19 Entonces, hermanos, puesto que tenemos confianza para entrar al Lugar Santísimo por la sangre de Jesús,

El lugar santo o Santísimo es identificado en las Escrituras como el lugar o la presencia de Dios.

Heb 10:20 por un camino nuevo y vivo que El inauguró para nosotros por medio del velo, es decir, su carne,
Heb 10:21 y puesto que tenemos un gran sacerdote sobre la casa de Dios,
Heb 10:22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón purificado de mala conciencia y nuestro cuerpo lavado con agua pura.

Por lo tanto nos acercamos en oración al Padre (el lugar santo, v. 19) mediante la sangre de Jesús.

Se entra en la casa de Dios (lugar santo) por petición (oración) mediante un gran sacerdote (10:21), Jesús. No se entra en la casa de Jesús (no es en exclusividad su casa sino la de Dios) ya que no dice eso el texto, por oración (dirigida a Jesús) por lo tanto mediante Jesús porque en ese caso Jesús no sería mediador sino hacedor.

Si uno se dirige a una casa y quiere entrar llama al dueño y no a un mediador, ya que si hay un mediador también pues hay un dueño que es el que nos tiene que autorizar la entrada.

Jua_6:44 Nadie puede venir a mí si no lo trae el Padre que me envió, y yo lo resucitaré en el día final.
Jua_14:6 Jesús le dijo*: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.
Efe 2:18 porque por medio de El los unos y los otros tenemos nuestra entrada al Padre en un mismo Espíritu.

Otro texto sería:

Flp 4:6 Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios.

No nos dice delante de Jesús, sino delante de Dios.

En ninguna parte de las Escrituras vamos a encontrar que Jesús sea el oidor de la oración (Salmo 65:2; Hch 15:17; 1Pedro 3:12).

O como lo expresó Juan con total claridad:

1Jn 3:21 Amados, si nuestro corazón no nos condena, confianza tenemos delante de Dios;
1Jn 3:22 y todo lo que pidamos lo recibimos de Él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos las cosas que son agradables delante de Él.
1Jn 3:23 Y este es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos unos a otros como Él nos ha mandado.

Pedimos (por oración) y recibimos lo que Dios nos da (3:21).

Y que diremos de los que no son cristianos pero creen en Dios o tal vez en algo transcendente, ¿le podrán buscar?

Heb 11:6 Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan.

¡Uno se acerca a Dios por la oración! ¡No dice las Escrituras que hay dos oidores de la oración, uno para cristianos y otro para los demás! Solo hay un único Dios y un único oidor igual que para los cristianos solo hay un medio de realizarse, a través de Jesús.

Y por último si Jesús oraba al Padre ¿A quién tendríamos que orar nosotros? Si el Cristo es nuestro ejemplo en todo.

En Hechos 4:23-31, tenemos un ejemplo de cómo se hacía una oración dirigida al Padre (4:24) por medio del Hijo (también prodigios):

Hch 4:30 mientras extiendes tu mano para que se hagan curaciones, señales y prodigios mediante el nombre de tu santo siervo Jesús.

La oración no va dirigida a Jesús sino a Dios.

Por ejemplo ¿A quién iba dirigida la oración de la Iglesia?

Hch 12:5 Así pues, Pedro era custodiado en la cárcel, pero la iglesia hacía oración ferviente a Dios por él.

O en otros textos:

Efe 5:19 hablando entre vosotros con salmos, himnos y cantos espirituales, cantando y alabando con vuestro corazón al Señor;
Efe 5:20 dando siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a Dios, el Padre;

“Aunque hay quien afirma que es propio orar al Hijo de Dios, las Escrituras indican lo contrario. Es cierto que hay ocasiones, aunque escasas, en las que se dirigen palabras a Jesucristo en los cielos. Cuando Esteban estaba a punto de morir, le suplicó a Jesús: “Señor Jesús, recibe mi espíritu”. (Hch 7:59.) Sin embargo, el contexto muestra las circunstancias que dieron lugar a esa inusual expresión. En aquel momento Esteban tenía una visión de “Jesús de pie a la diestra de Dios”, y debió reaccionar como si estuviera personalmente ante él, sintiéndose libre de dirigir esta súplica a aquel a quien reconocía como cabeza de la congregación cristiana. (Hch 7:55, 56; Col 1:18.)”.

Otro caso es el de Ananías:

Hch 9:14 y aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre.

Invocar es pedir con ruegos [la ayuda, la protección, de uno].

Hch 9:15 Pero el Señor le dijo: Ve, porque él me es un instrumento escogido, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, de los reyes y de los hijos de Israel;
Hch 9:16 porque yo le mostraré cuánto debe padecer por mi nombre.

Más adelante vemos que esos que llevan su nombre (9:15) y padecen por su nombre (9:16), o invocan su nombre son llamados por el Espíritu Santo, cristianos. Y como tales, hoy en día igualmente llevamos ese nombre y no otro, padecemos por su nombre y le pedimos protección, ¿quién no ha hablado con Jesús en bajo o en alto? ya que Él nos puede socorrer en tiempo de angustia, pero eso no quiere decir que me dirija a Él mediante la oración sino como el medio o el que hace realidad todas las cosas ya que al menos para mí no existe mayor acto de devoción hacia mi Dios que la oración. Un ejemplo que perdura en nuestras mentes es el de Daniel, cuando se le prohibió que se dirigiese a Dios mediante oración con pena de muerte. ¿Cedió él ante esa amenaza?

No debemos olvidar que aunque la oración se dirige a Dios, la invocación es muy plausible y real en Jesús, ya que el Cristo tiene todo el poder, por lo mismo se expulsan demonios en su nombre (por su invocación), lo podemos ver en muchos pasajes bíblicos pero eso no quiere decir que nos dirijamos a Él mediante oración, llamamos a Jesús con nombre y por fe sabemos de su autoridad y a través de esa autoridad se expulsan a los demonios.

¿Cómo oraban los primeros cristianos?

Por poner otro ejemplo, cuando se ajusticiaban a los cristianos en los circos romanos según los cronistas imploraban el auxilio de Jesús.

Policarpo (155 d.C.), dignas son de ser repetidas aquí las palabras del viejo obispo, discípulo del apóstol Juan, momentos antes de encenderse la hoguera donde iba a ser quemado vivo:

"Oh, Señor, Dios de los Ángeles y de los Arcángeles, nuestra resurrección y precio de nuestro pecado, rector de todo el universo y amparo de los justos: gracias te doy porque me has tenido por digno de padecer martirio por ti, para que de este modo perciba mi corona y comience el martirio por Jesucristo en unidad del Espíritu Santo; y así, acabado hoy mi sacrificio, veas cumplidas tus promesas. Seas, pues bendito y eternamente glorificado por Jesucristo Pontífice omnipotente y eterno, y glorificado por Jesucristo y el Espíritu Santo, por todos los siglos de los siglos. Amén".

Es un ejemplo digno de tomarse en cuenta por muchos motivos, pero siendo el que nos interesa, la forma de realizar de una manera correcta la oración, se dirige a Dios por medio de Jesucristo pero no con “en nombre de”, sino que viene el nombre en el cuerpo de la misma oración de súplica: “comience el martirio por Jesucristo”, “glorificado por Jesucristo” (repetido dos veces). También las actas de Los Mártires de Lyon (177 d.C.) bajo la persecución de Marco Aurelio (Les animo a su lectura):

"después de haber sido elevados a tanta gloria y de haber tolerado no uno que otro, sino tantos géneros de suplicios, que sabían lo que eran las fieras y la cárcel, que aun conservaban las llagas de las quemaduras y tenían los cuerpos cubiertos de cicatrices; aquellos hombres, pues, no osaban llamarse mártires, ni permitían que se lo llamaran. Si algunos de nosotros, por escrito o de palabra, se atrevían a llamárselo, le reprendían con severidad. Tal título de mártir sólo se lo daban a Cristo, testigo verdadero y fiel, primogénito de los muertos y principio y autor de la vida divina. También concedían este título a aquellos que habían muerto en la confesión de la fe.

"Ellos ya son mártires, decían, porque Cristo ha recibido su confesión y la ha sellado como con su anillo. Nosotros sólo somos pobres y humildes confesores". Y con lágrimas en los ojos nos rogaban pidiéramos al Señor que también ellos pudieran un día alcanzar tan gran fin".

Dos declaraciones antes de morir separadas en el tiempo por solo veinte años, una dirigida a Dios y otra al Señor (Cristo), ¿significa eso entonces una contradicción?

En el mismo sentido la declaración de Pablo:

2Co 12:8 Acerca de esto, tres veces he rogado al Señor para que lo quitara de mí.

Pedir en el nombre de Jesús es el medio por el cual se pide a Dios pero no es el fin de la oración misma.

Jua 14:13 Y todo lo que pidáis en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
Jua 14:14 Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.

Lo mismo en:

Hch 1:24 Y habiendo orado, dijeron: Tú, Señor, que conoces el corazón de todos, muéstranos a cuál de estos dos has escogido.

Nada indica una devoción en la oración como cuando se dirige uno al Creador sino una súplica o invocación en auxilio o petición como en (Hch 1:24), reconociendo esa autoridad recibida por Jesús.

¿Se estaba confundiendo Pablo al escribir sus epístolas diciendo?:

1Co 1:2 a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, con todos los que en cualquier parte invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro:

¿O es que no damos valor al nombre de Jesús como aquel por el cual pedimos a Dios, el mediador y el que tiene poder y autoridad a conceder nuestras peticiones por haber padecido como nosotros y conocernos como nosotros nos conocemos?

Si Dios oye nuestras oraciones, Cristo oye nuestras oraciones, si Dios concede nuestras suplicas, el Cristo igualmente las ejecuta, pero el Cristo no obra fuera del Padre ni de su libre voluntad, ya que es el medio y el dador por la Gracia de Dios. Quien ama al Padre ama al Hijo, no se llega al Padre sino es a través del Hijo. Pero conocer esto, cosa que se supone sabida no nos debería llevar a la equivocación de que el Cristo es el oidor de la oración, sino el mediador y el que la posibilita y al mismo tiempo por la autoridad del Padre la ejecuta según su propósito.

En la iglesia hay un orden, el Cristo, el varón, la mujer, etc., por encima de todos está Dios. Por lo tanto la oración siempre tiene que ir dirigida al Padre mediante el Hijo que es lo que la Palabra nos dice sin discusión.

Es esta mi solicitud y petición para todos nosotros:

Stg 4:8 Acercaos a Dios, y Él se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones.
Stg 4:9 Afligíos, lamentad y llorad; que vuestra risa se torne en llanto y vuestro gozo en tristeza.
Stg 4:10 Humillaos en la presencia del Señor y Él os exaltará.
1Pe 5:6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte a su debido tiempo,
1Pe 5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque Él tiene cuidado de vosotros.
Stg 1:5 Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.


En el nombre de Jesús.
Amén

Su hermano.
José Mari



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.