DIALOGOS EX-TESTIGOS DE JEHOVA
Bienvenido de vuelta, esperamos que aproveches al máximo nuestros temas.
LA LEY DE DAR Y RECIBIR

Vie Jul 08, 2016 7:56 pm por Kati B.

El dar y recibir es una ley universal, no es una opción de vida.    Desde que nacemos estamos sujetos a ésta pues de no ser asi no subsistiríamos, fuimos hechos para recibir.
        Cuando un bebé nace inmediatamente deberá comenzar a recibir alimento, atención y cuidado pues de otra forma morirá, sin embargo al proveérsele estas cosas sin ayudarle a ver  cómo recibir …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

EL DAR Y RECIBIR.....PRIMER MENSAJE

Vie Jul 08, 2016 12:25 am por Kati B.

La Biblia, como libro escrito por hombres de gran discernimiento y sabiduría provenientes de una relación estrecha con nuestro Creador, nos muestra verdades universales que consideradas con cuidado, nos ayudan a comprender las fuerzas que rigen nuestra existencia y la de las diversas formas de vida que comparten nuestro planeta, asi como la manera de armonizar con ellas para nuestra felicidad …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 2

LA CONSTANTE BUSQUEDA DEL CONOCIMIENTO DEL CREADOR.

Dom Jul 03, 2016 11:53 am por Kati B.

Este nuevo Foro lleva la finalidad de recibir y compartir la sabiduria encerrada en los libros de la Biblia y que como tesoros escondidos esperan ser revelados a cada uno de nosotros para nuestro adelanto en la busqueda del sentido de nuestra vida dentro del plan de Dios para su creación humana.
        Les invitamos de todo corazón a compartir sus pensamientos y sentimientos que serán de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 0

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Los posteadores más activos de la semana


Responsabilidad Cristiana - Una necesidad.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Responsabilidad Cristiana - Una necesidad.

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 07, 2014 8:27 am

Citas empleadas de referencia bíblica de la LBLA.

Rom 14:12 De modo que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí mismo.
Rom 14:13 Por consiguiente, ya no nos juzguemos los unos a los otros, sino más bien decidid esto: no poner obstáculo o piedra de tropiezo al hermano.

Gál 6:2 Llevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.
Gál 6:3 Porque si alguno se cree que es algo, no siendo nada, se engaña a sí mismo.
Gál 6:4 Pero que cada uno examine su propia obra, y entonces tendrá motivo para gloriarse solamente con respecto a sí mismo, y no con respecto a otro.
Gál 6:5 Porque cada uno llevará su propia carga.
Gál 6:6 Y al que se le enseña la palabra, que comparta toda cosa buena con el que le enseña.
Gál 6:7 No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará.

Responsabilidad Cristiana - Una necesidad.

A todos nos gusta la libertad pero esa libertad no nos permite hacer lo que queramos, sino que conlleva responsabilidad de hacer lo correcto como cristianos. Todos tenemos que responder por nuestras acciones de una manera o de otra. Por ejemplo, existen leyes a obedecer y si no las obedecemos podemos sufrir las consecuencias establecidas. Responsabilidad es simplemente rendir cuentas por las acciones de uno (Gálatas 5:13). Y el motivo viene expresado en Romanos 14:10-12.

Por ejemplo las Escrituras nos exhorta a:

Mat 7:1 No juzguéis para que no seáis juzgados.
Mat 7:2 Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá.

La responsabilidad como principio bíblico.

El Señor Jesús ilustró la importancia de la responsabilidad de rendir cuentas en la parábola de los talentos (Mt 25.14–30). Se les dieron a los siervos talentos, según su capacidad de manejarlos. “Aunque esta parábola se refiere al manejo del dinero, el principio se aplica al uso de nuestros dones espirituales, talentos, destrezas, oportunidades, compromisos, habilidades y tiempo, conforme a las capacidades con que Dios nos ha dotado.”

“¿Qué es responsabilidad? Es un medio de control y equilibrio en nuestra vida que realmente nos protege del daño que nos haríamos nosotros mismos o del daño causado por otros.”

Dios no juzgó por igual al hombre de un talento que al de cinco; lo juzgó basándose en lo que cada uno hizo con lo que se le encomendó. Solo somos responsables de hacer nuestro trabajo de la mejor manera. Cuando alguien no siente que tiene a quien rendir cuentas, está en terreno peligroso, por él y por el prójimo.

Sin responsabilidad lo primero que se resiente en la iglesia y es manifiesto es la división ya que para trabajar como equipo se necesita la unidad. Todos debemos poner de nuestra parte.

“Son muchas las responsabilidades que se nos ponen delante de nosotros, por citar algunas: la familia, el trabajo, nuestra vida cristiana, nuestro testimonio a otros:

1. Hechos 1:8 - Debemos ser testigos para Cristo en todo lugar.
2. Ezequiel 3:18-19; Romanos 1:16 - Advierte al pecador de su necesidad de salvación.
3. Mateo 28:18-20 - Todos debemos hacer discípulos.”

¿Aceptamos nuestra responsabilidad sobre nuestros actos?

Pongamos por ejemplo el caso que mejor conocemos todos:

1. Adán - ¿A quién echó la culpa por su pecado? Génesis 3:12.

Adán y Eva: El Señor les llamó a cuentas y les explicó las consecuencias de su desobediencia (Gn 3.8–19).

Gén 3:12 Y el hombre respondió: La mujer que tú me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.
Gén 3:13 Entonces el SEÑOR Dios dijo a la mujer: ¿Qué es esto que has hecho? Y la mujer respondió: La serpiente me engañó, y yo comí.
2. Caín - ¿Cómo trató de evadir la convicción de Dios? Génesis 4:9.
3. El hombre con un talento - ¿Qué hizo con su talento en vez de usarlo? Mateo 25:25.

No, al menos parece ser que mayoritariamente no reconocemos nuestra propia responsabilidad en nuestros actos cuando tienen que ver con nuestro prójimo.

Si alguien te pide en este foro cierta responsabilidad ¿qué dirías entonces?
¡Era solo una opinión!

Pues bien veámoslo juntos:

Definición de opinión: Es el grado de posesión de la verdad respecto de un conocimiento que se afirma como verdadero sin tener garantía de su validez.

Teniendo presente esta definición, todos opinamos sobre las Escrituras, es lo que veo en las opiniones de otros en este foro y la mía misma. Pero todos debemos prestar atención a:

1Ti_4:16 Ten cuidado de ti mismo y de la enseñanza; persevera en estas cosas, porque haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismo como para los que te escuchan.

Ninguno de nosotros tiene la garantía de la validez de nuestras opiniones, por lo que decimos y la garantía en los que reciben ese mensaje por lo que leen, nadie tiene el poder para declararse así mismo el poseedor de la Verdad, nadie hoy manifiesta, al menos por el momento, el mismo poder que se les otorgó a los primeros cristianos mediante los dones del Espíritu Santo, que probaba quienes eran a quién prestar atención y a quienes no.

Mar_1:27 Y todos se asombraron de tal manera que discutían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¡Una enseñanza nueva con autoridad! Él manda aun a los espíritus inmundos y le obedecen.
Luc_4:32 y se admiraban de su enseñanza porque su mensaje era con autoridad.

Entonces siendo así, ¿qué es nuestro, de esa enseñanza que como opiniones esparcimos sobre los demás y qué es, realmente lo que la Palabra dice?

Jua_7:16 Jesús entonces les respondió y dijo: Mi enseñanza no es mía, sino del que me envió.

Por otra parte nos podemos preguntar, ¿estamos todos preparados para enseñar a otros? No hablo del que muestra el Evangelio al incrédulo sino al hermano.

Rom_12:7 si el de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza;

Por lo tanto todos opinamos, pero no todas las opiniones tienen el mismo cariz, la misma apariencia y peso ya que no es lo mismo el que simplemente opina sobre un tema y dice esta es mi opinión del que expresa: “la Palabra dice”. ¿No nos suena igual verdad? Pero no contento solo con eso, que no sería poco, además nos permitimos decir: “eso es mentira, eso es desviar la verdad de la Palabra, eso es demostrar un rasgo apostata del que nos avisan las Escrituras”, incluso imputar malas intenciones sobre los hermanos de manera descarada.

El que escribe estas palabras reconoce que en privado, de manera íntima y por el acercamiento que se me ha permitido de hermano y tal vez en ocasiones como amigo, el que he hablado en parecidos términos. Al menos antes permíteme de que me explique, deberíais juzgar un intento sincero de no ocultar nada al lector.

En privado he dicho frases como: eso no es verdad, por lo tanto eso es mentira, eso no es el Evangelio, si persistes en tu opinión y enseñanza sobre otros manifiestas un rasgo apostata o apartado de la fe. ¿Son frases ásperas verdad?

Aunque suene extraño he tenido presente tanto en privado como en público:

1Jn 4:21 Y este mandamiento tenemos de El: que el que ama a Dios, ame también a su hermano.

O como algunos han afirmado:

“La supervisión de responsabilidades involucra la voluntad de abrirse y compartir información sensible y personal. Es por esto que es imperativa la confianza. Si usted siente confianza, está más abierto a compartir sus pensamientos más íntimos sin preocuparse de una traición.”

“La afinidad es un factor importante en la supervisión cristiana de responsabilidades. Es útil cuando un grupo comparte un vínculo común o ha pasado por experiencias similares. La gente que siente afinidad entre sí puede identificarse y compartir con un corazón comprensivo. La gente se siente a gusto compartiendo sus circunstancias, y puede ser aceptada completamente sin miedo al rechazo.”

Pero si en privado he podido notar algo ¿por qué no avisar de eso al hermano?

Gál 6:1 Hermanos, aun si alguno es sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradlo en un espíritu de mansedumbre, mirándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.
2Ts_3:14 Y si alguno no obedece nuestra enseñanza en esta carta, señalad al tal y no os asociéis con él, para que se avergüence.
2Ti_4:15 Tú también cuídate de él, pues se opone vigorosamente a nuestra enseñanza.
Tit_1:9 reteniendo la palabra fiel que es conforme a la enseñanza, para que sea capaz también de exhortar con sana doctrina y refutar a los que contradicen.
2Jn_1:9 Todo el que se desvía y no permanece en la enseñanza de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en la enseñanza tiene tanto al Padre como al Hijo.
2Jn_1:10 Si alguno viene a vosotros y no trae esta enseñanza, no lo recibáis en casa, ni lo saludéis,

Por lo tanto no son cosas sin importancia sino de verdaderos mandamientos y de aquello que forma parte de los Evangelios.

Sintiendo como propio el estímulo:
Gál 6:9 Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos.
Gál 6:10 Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe.

Solamente cuando es visible, palpable y se manifiesta claramente lo contrario, el que uno decida retirarse, de lo contrario sería persistir en una mala actitud hacia el hermano ya que el fin no justificaría nuestros medios. Por eso tengo en cuenta:

1Ts 5:11 Por tanto, alentaos los unos a los otros, y edificaos el uno al otro, tal como lo estáis haciendo.
1Co_14:26 ¿Qué hay que hacer, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada cual aporte salmo, enseñanza, revelación, lenguas o interpretación. Que todo se haga para edificación.

Si uno no edifica a su hermano se debe pedir perdón y dedicarse a otras cosas en el Señor.

Si bien les he puesto de manifiesto cuales han sido mis expresiones en privado, de la misma manera el por qué y mis motivaciones. De la misma manera que se dicen las cosas con total franqueza de expresión:

2Co_3:12 Teniendo, por tanto, tal esperanza, hablamos con mucha franqueza,
2Co_6:11 Nuestra boca, oh corintios, os ha hablado con toda franqueza. Nuestro corazón se ha abierto de par en par.

Algunos definen la franqueza de expresión:

“La palabra franqueza refiere sinceridad. La franqueza implica un tipo de comportamiento en el que las mentiras y las falsedades no tienen lugar de ser, en tanto, se encuentra vinculado a otros términos tales como: sencillez, veracidad, naturalidad, espontaneidad y honradez. Asimismo, en aquellas personas que prima la franqueza existe un total y absoluto respeto por la verdad, es decir, siempre se actuará en consecuencia con aquello que se dice, jamás por el contrario. Entonces, lo opuesto a la franqueza, lo que estará presente cuando no medie la franqueza será la mentira, la falsedad y el retorcimiento.”

“En tanto y de la mano de la franqueza va la honestidad, que resulta ser justamente la cualidad de manejarse y expresarse de modo franco. Siempre el honesto hará culto de la verdad y siempre dispondrá, tanto sus actos, como sus pensamientos y relaciones bajo esta guía de la verdad.”

“Cabe destacar, que la franqueza es una disposición positiva que depende especialmente de la educación (añadiría cristiana) que se haya recibido, o sea, un individuo que fue criado…siguiendo ejemplos de verdad y honestidad (En las Escrituras), sin lugar a dudas observará esta cualidad en su modo de obrar y pensar, en cambio, quien haya sido educado sobre la base de mentiras, engaños y temores, seguramente, se distanciará naturalmente de la franqueza y estará mucho más cerca del engaño.”

Pero si bien les he mostrado con total franqueza, naturalidad, responsabilidad y amor hacia mis hermanos estas palabras en privado y tal vez para mi propia vergüenza. Entonces, ¿cuáles han sido las manifestadas en público?

En ese sentido creo que las palabras hablan y declaran las intenciones de cada cual, por lo tanto que el lector juzgue lo que estime oportuno y las que ya están escritas o por escribirse de cada cual. Creo honestamente solamente he manifestado la Palabra dice y solamente he juzgado lo que las Escrituras declaran mediante los textos bíblicos, he puesto mis temas y respondido a preguntas directas, pocas declaraciones encontrarán en contra de ningún parecer, negación, malas palabras o percepción sobre mis hermanos. Lo que aprecié en un principio creo ya está resuelto ante mi hermano en privado, y me declaro ante todos en paz.

Reflexionando sobre ello, realmente se llega a la conclusión de que no se puede hacer nada por el momento para evitar esta situación de supuesta confusión, ¿qué es verdad de lo que decimos y qué mentira?, una con intención o no, una que por otra parte ya está descrita en las Sagradas Escrituras y de la cual todos ya hemos sido advertidos previamente.

¿Quién es fiel a la Palabra y quién un falso maestro?

A la vez y no viendo sentido a esto se me ha ocurrido y es por eso que no lo juzguen de manera equivocada, en todo caso indiferencia, el hacer un contrato unilateral ante ustedes.

¿Qué es eso?

Realmente es algo sencillo de entender, el de aceptar ante todos ustedes, en el presente, mi propia responsabilidad ante mi prójimo en lo que tiene que ver con mi enseñanza, “la Palabra dice” de lo que realmente es opinable.

Un contrato es: “es un acuerdo de voluntades, verbal o escrito, manifestado en común entre dos o más, personas con capacidad (partes del contrato), que se obligan en virtud del mismo, regulando sus relaciones relativas a una determinada finalidad o cosa, y a cuyo cumplimiento pueden compelerse de manera recíproca, si el contrato es bilateral, o compelerse una parte a la otra, si el contrato es unilateral”.

De igual manera si ustedes que opinan categóricamente, les pediría que suscribiesen el mismo, en caso contrario donde ustedes dicen “la Palabra dice” solo sería su opinión al no suscribir este contrato ante los demás, un contrato que tiene como testigos a personas. Por lo tanto todos los que formamos la familia del Señor.

Uno puede opinar sobre muchas cosas, y en ese caso no es necesario que suscriban este contrato pero si un hermano dice: “esto dice la Palabra”, el otro acepta eso y si no lo entiende pregunta con la Palabra, y dice reflexiono sobre ello. Pero si dice en cambio la Palabra dice, de ese encuentro tiene que salir la luz necesariamente entre los hermanos, ni sirven las malas palabras ni un mal tono y todavía menos el juzgar las cosas porque sí. En caso de persistir contra la muestra de la Palabra del hermano, es cuando tienes que suscribir este contrato ante los demás, en caso contrario tu opinión como la verdad de Dios no sería aceptada al menos por mí y espero que por los demás porque es un acuerdo de intenciones y solo sobre ese prisma se debería valorar, si lo firmo tú igualmente deberías firmarlo, ya que no se deben tomar como cristianos estas cosas a la ligera, y aunque cualquier incrédulo en el Señor no entendiese el motivo de esto, cualquier cristiano sí que lo pudiera apreciar adecuadamente ya que estamos dando valor e importancia a nuestra enseñanza, en primer lugar por nosotros, en segundo por nuestros hermanos y en tercer lugar por el incrédulo, ya que nuestras palabras influyen de alguna manera sobre otros en uno u otro sentido, siempre quedan ideas si se leen y no se rebaten.

No es un juramento es un contrato. Sería así:


Yo, D………………, de forma libre declaro:

Que en 7 de Junio de 2014 y por iniciativa propia y de mi hermano suscribo el siguiente contrato y que en el caso de no obrar en conformidad al mismo séame probado como mentiroso y un mal ejemplo ante mis hermanos y por lo tanto aceptando sus consecuencias de una u otra manera.

Que ustedes como testigos de las cosas que ven, ante mis hermanos y ante los ojos del incrédulo, acepto y firmo este contrato que no es tanto una promesa sino una declaración de intenciones siendo mi palabra sincera.

Y enumero:

1. Que el motivo a declarar la Palabra a otros y por lo tanto la enseñanza que declaro a otros como verdadera, es solo fruto del amor hacia mi prójimo y por lo tanto solo ese es el principal fundamento de declarar como procedente de mi Dios, su Palabra, a mis hermanos y a mi prójimo.

2. Que en el caso de persistir en mi enseñanza como si fuese su Palabra y a pesar de la advertencia del hermano y que persevere en declarar a otros por lo tanto que lo que me expone el hermano es falso, y por lo tanto acepto las consecuencias que tenga de ello y por ello ante mi prójimo de la que ya he sido advertido por medio de su Palabra.


3. Que de persistir en el punto dos sin fundamento y en caso de que mi enseñanza tenga consecuencia sobre mi prójimo el que sean tenidas presentes en el futuro y al que le quité de las aguas de vida de la misma manera me sean quitadas en la misma proporción.

Que mediante esta carta reconozco que he sido informado de todas las advertencias que hemos podido ver en las Escrituras y por el firmante en razón a su vínculo.

Firmo el documento.

Anexo 1: Yo JM firmo el contrato. Y en caso de persistir alguien sobre una enseñanza, y del que no lo firme, el que no debería tomarse por nadie como verdadero.
Igualmente pueden firmar a continuación todo aquel que se quiera unirse a este manifiesto.

Deu_32:2 Caiga como la lluvia mi enseñanza, y destile como el rocío mi discurso, como llovizna sobre el verde prado y como aguacero sobre la hierba.
Job_11:4 Pues has dicho: "Mi enseñanza es pura, y soy inocente ante tus ojos."

Con amor sincero hacia ustedes.
JM


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.